ASILO POLÍTICO

REUTERS

Mi exilio con Google translator

Llevo meses pensando en redactar una carta a quienes dirigen esa poderosa herramienta de internet llamada "Google Traductor" para agradecerles de su existencia. Creo que nunca hubiera podido convivir con absoluta tranquilidad en el campo de refugiados en República Checa, donde ingresé como requisito para solicitar asilo, si el Google Traductor no me hubiera ayudado a comunicarme con quienes ahí se encontraban