Associated Press

La guerra de Obama contra los denunciantes

La libertad de la prensa es imprescindible para la democracia; se olvida fácilmente porque la prensa es casi tan odiada como los políticos. Si queremos mantener democracias sanas y en manos de los ciudadanos, hay que entender que la prensa es una piedra angular y su derecho de proteger a sus fuentes es básica.