Bataclan

La rabia, el orgullo y la sensatez

El radicalismo gana terreno, se extiende, se amplifica y lo hace ante los ojos atónitos de nuestros dirigentes. Los terroristas nacen o se invitan en nuestros países amparados por la incompetencia de una Europa paralizada, incapaz de tomar decisiones rápidas. Una Europa que dice defender los derechos de todos los hombres y mujeres pero que no sabe cómo protegerlos.
les cartons

Mañana de guerra

Tal vez, como cuando acabó la guerra, nacerá de todos los franceses desconcertados una Francia dignamente unida. ¿Quién puede ahora mostrar 'comprensión' por los actos de una barbarie infinita? ¿Quién puede no solidarizarse con la indignación nacional? ¿Quién va a decir una vez más, como algunos han hecho, "esto tenía que pasar"?