BUEN VIVIR

ISTOCK

¿Son nuestros hijos felices?

No responda. Les corresponde a ellos esa respuesta. Está claro que ustedes se han desvivido para hacer que sus hijos sean felices. Nosotros, sus profesores, en la escuela y dentro de nuestras posibilidades, también lo hemos intentado, pero ¿lo hemos conseguido?
EFE

No es país para viejos

Los viejos aguantarán con la bajada del poder adquisitivo de las pensiones, como han hecho toda la vida, y además, ¡qué remedio les queda! Porque los jóvenes no van a salir a la calle a defenderlos, con lo que demuestran ser un poco dejados, por no decir otra cosa. Lo mismo es que se creen que ellos nunca se van a ver en ésta.

NOTICIA PATROCINADA