COMPORTAMIENTO HUMANO

STEPHEN HIRD/REUTERS

El experimento de la cárcel de Stanford

En 1971, el profesor de Psicología Philip Zimbardo reunió a un grupo de jóvenes universitarios que se presentaron voluntarios para interpretar durante dos semanas el papel de presos o de carceleros, con el objetivo de evaluar cómo puede influir en nuestro comportamiento adoptar un rol determinado. El horror que se vivió durante el experimento obligó a suspenderlo a los pocos días.

Falsos modelos mentales sobre la naturaleza

Desde la idea de que la gente es mala, egoísta, o violenta por naturaleza no podemos relacionarnos de una manera sana con otras personas. Si cada vez que interaccionamos con alguien pensamos que este quiere aprovecharse de nosotros, la cooperación se dificulta y es más complicado ser feliz.

NOTICIA PATROCINADA