CRISIS DE DEUDA

Lo que la dentadura de un niño refugiado cuenta a María Menenakou

La doctora María Menenakou se mueve entre bebés, niños y adolescentes que abren la boca para que examine sus dentaduras. Las más de las veces lo hacen con recelo. Con los más pequeños es fácil, una bolsa de fritos ayuda. Con los adolescentes es más complicado. Saben que la odóntologa griega puede averiguar su edad con un margen de error pequeño y eso significa muchas veces tener o no tener los papeles para marcharse o para quedarse.

NOTICIA PATROCINADA