De Lujo

ISTOCK

Maldita vanidad

El espacio es reducido, pero no genera ningún inconveniente para mujeres con hambre de comprar. Aunque no se trate de la barra de un bar, qué oportuna resulta la primera copa de vino o champaña antes de empezar a descubrir las gangas del día. Sentirse relajadas ayuda a decidir.