Decathlon

Un santuario llamado Decathlon

Vaya por delante que no soy accionista de Decathlon. Ni siquiera tengo un familiar que trabaje en ella y me saque los artículos con un 20% de descuento. Por otra parte, sé que en España dedicar una tribuna en un medio para hablar de una multinacional es casi un pecado, a no ser que se use para descalificarla o ponerla como ejemplo de todo lo malo que ha traído la globalización.