EUROCRATS

GTRESONLINE

Necesitamos una primavera europea

En el panorama europeo solo se vislumbran dos luces. Una apagada y envejecida, representada por unos europeístas que han perdido fuelle; entre otras razones porque el funcionamiento de la UE les ha empujado hacia una tecnocracia de salón. La otra luz, autodestructiva, que brilla con más fuerza, produce ilusión cada vez en más ciudadanos -sobre todo jóvenes- y temo que sí que está penetrando en el campo emocional.