GUERRILLA

EFE

¿Cómo llega el ELN al diálogo de paz en Colombia?

El ELN llega a la negociación con un importante arraigo, nada desdeñable, en el oriente y nororiente del país, que es donde se condensan sus principales fuentes de financiación, como el narcotráfico, la extorsión al capital extractivo, el secuestro y el contrabando a lo largo de la frontera con buena parte de Venezuela.
AFP

Y Colombia se volvió Guatemala

Álvaro Uribe y el exprocurador Alejandro Ordóñez son dos enemigos de la paz con la guerrilla -que no con los paramilitares- que, con un relato de medias verdades, han conseguido reducir el horizonte de ratificación de los acuerdos en una suerte de conversión castrochavista de Colombia, desdibujada por la impunidad, el atropello y la falta de Estado de derecho. Algo, curiosamente, que caracterizó a la presidencia de Álvaro Uribe durante sus ocho años de Gobierno.
EFE

¿Por qué apoyar el acuerdo de paz con las FARC?

Un acuerdo como el de Colombia es la llave para transitar de un escenario de violencia a un escenario de recomposición política, cultural y social donde las diferencias se resuelvan sin armas. Es un acuerdo de paz con democracia local, inversión social, redefinición territorial, participación política incluyente y con una salvaguarda ejemplar a los Derechos Humanos y el Estado de derecho. Lo demás, de verdad, es pura construcción discursiva de los enemigos de la paz.
EFE

La paz en Colombia y el estancamiento doloroso

El diálogo de paz que finaliza entre el Gobierno colombiano y las FARC es el resultado no solo de cuatro años de negociación sino, igualmente, de varias décadas frustradas de reiterados intentos por desactivar un conflicto de más de medio siglo de duración. Y del convencimiento de ambas partes de que la experiencia demostraba que el final del conflicto no iba a venir de la derrota militar definitiva de uno de los dos bandos.
EFE

Las FARC y el Día D

Con casi veinte millones de ciudadanos en condición de pobreza, más de seis millones de desplazados, tres millones de personas que no saben leer ni escribir y con uno de los mayores niveles de desigualdad y recentralización del continente, se corre el serio riesgo de reducir la paz a una mera ausencia de guerra con las FARC y no a una superación de las condiciones estructurales que sostuvieron dicha guerra.
EFE

El 'reality' de La Habana

Se necesita ser muy obtuso, muy amargado o muy maquiavélico para desconocer la trascendencia del acuerdo firmado entre el Gobierno de Colombia y la guerrilla más grande y antigua del continente americano. Cuando oigo a aquellos que aclaran que no quieren ser aguafiestas, no me cabe la menor duda de que es eso justamente lo que pretenden

NOTICIA PATROCINADA