Izquierda

EFE

Por un puñado de euros

"Ustedes presumen de ser de izquierdas y de ser el partido de los trabajadores pero, en realidad somos nosotros quienes finalmente aprobamos medidas que ayudan en el día a día a la clase...
EFE

Los que viven en la parra

Todos los extremos se tocan, de la misma manera que dos paralelas terminan por encontrarse en el horizonte -teóricamente hablando, que yo no lo he comprobado in situ-, allá a lo lejos. U...
EFE

Podemos: ¿suicidio o victoria?

Lo verdaderamente sustancial de Vistalegre II no es que Iglesias haya ganado a Errejón: siempre hay alguien que pierde. Ni siquiera que hayan sido buenos amigos: el tándem González-Guerra también se quebró y el PSOE no colapsó de repente. Lo relevante es que una parte mayoritaria de los militantes, consciente de que era una elección determinante, ha apoyado un liderazgo y un modo de hacer política claramente definido. Incluso sesgado. Votar a Iglesias no es votar a una incógnita.
EFE

Podemos: ¿suicidio o victoria?

Lo verdaderamente sustancial de Vistalegre II no es que Iglesias haya ganado a Errejón: siempre hay alguien que pierde. Ni siquiera que hayan sido buenos amigos: el tándem González-Guerra también se quebró y el PSOE no colapsó de repente. Lo relevante es que una parte mayoritaria de los militantes, consciente de que era una elección determinante, ha apoyado un liderazgo y un modo de hacer política claramente definido. Incluso sesgado. Votar a Iglesias no es votar a una incógnita.
EFE

Si Sampaoli dirigiera Podemos

¿Es posible extraer algún tipo de lección de los éxitos que está cosechando en el Sevilla el entrenador argentino Jorge Sampaoli para trasladarlo a otros ámbitos? ¿Son extrapolables las pautas metodológicas de gestión y dirección de equipos como los de Sampaoli, orientados al alto rendimiento deportivo, a una organización política?
EFE

La izquierda vuelve al redil

Después del breve paréntesis que supuso la irrupción de Podemos en sus primeros meses, con un discurso y un planteamiento rompecinturas, las aguas han ido, poco a poco, volviendo a su cauce natural. Al de siempre, al de la rigidez y previsibilidad. Como el agua filtrada que no quiere mancharse del resto de la sociedad, el camino que lleva a Roma será uno o no será.
WIKIPEDIA

Arrancar árboles

Los acuerdos de la Transición nos permitieron crear una sociedad en la que reverberan las ideas avanzadas de nuestra tradición progresista: moderna, abierta, plural, respetuosa con la diferencia... Eso no quiere decir que debamos idealizarla. Las deficiencias de que adolece son muchas, como los últimos años se han encargado de probar, pero en nuestra mano está corregirlas.
ISTOCK

La dicotomía populista

Desde la caída del Muro de Berlín y el imparable advenimiento de la globalización, hemos creído que nuestro conocimiento de la realidad era completo y no cabía esperar la aparición nuevos elementos. Nada más lejos de la realidad. Una palabra ha puesto patas arriba el escenario político europeo y español: populismo.

El maniqueísmo sectario es la derrota de la izquierda

A mi juicio, es innegable que una parte de los desafíos (y aflicciones) que acucian al socialismo español se encuadran en el declive de la socialdemocracia europea, lo que es causa y efecto a la vez del deterioro acusado por el modelo social europeo y, por extensión, de todo el proyecto europeo y de la propia UE. Pero subrayo también que otra parte -determinante- de los males del PSOE tienen carácter endógeno. Porque el faccionalismo, el cainismo -y particularmente la brutalidad del lenguaje con que estas actitudes se expresan últimamente- amenazan con acabar con la mayor historia del PSOE y con su identidad, por ser todo lo contrario de nuestros valores proclamados.
EFE

Ganar al regreso

La principal amenaza de la crisis la estamos sufriendo en forma de desigualdad y, por tanto, de regresión en las condiciones de vida, pero sobre todo en forma de crisis política que desgasta y erosiona el funcionamiento de la democracia y de las instituciones, y que arrincona al sistema de partidos bajo las peligrosas formas del populismo en sus distintas variantes y del nacionalismo.
ISTOCK

¿Izquierda pija o izquierda cipotuda?

Hay una cierta izquierda que tiene problemas con un obrerismo imaginario (que tampoco practica mucho, en realidad) y con la definición de clase. Son décadas de fracaso en fracaso en las que la clase obrera ha dejado de oír, no digo ya de entender, estos lenguajes de esta izquierda que han adquirido una connotación burocrática alejada de las esperanzas e inseguridades de la gente débil que se pretende representar.

Europa: red y trampa

Europa se ha convertido en la gran red que sostiene nuestra sociedad y que nos protege de los fantasmas que el populismo invoca sin cesar. Sin Europa, sin la Unión Europea, el nacionalismo etnicista y xenófobo de Viktor Orbán en Hungría daría aún mucho más miedo. El mismo miedo que ha empezado a dar todo un campeón de las libertades como el Reino Unido al anunciar sus primeras medidas de control de la inmigración nada más votar en referéndum el Brexit.
EFE

Conservadores a la izquierda del PSOE

Del lema Poder Popular del PCE al #VamosFraternidadPopular de una parte del Podemos de hoy cambian las personas y los dispositivos, pero el fondo autorreferencial y las limitaciones de alcance siguen siendo las mismas. La muerte de Podemos, de la que tanto le gusta hablar a Juan Carlos Monedero, está más relacionada con ese ensimismamiento que con una apertura de puertas
REUTERS

La izquierda cainita que interesa a la derecha

No sé a ustedes, pero a mí se me está haciendo durísima la resaca del 26-J. ¿O será la resaca del 20-D? ¿O la del 15-M? Después de tantos meses -¿años?- pensando que avecinaba un vendaval de cambio, me despierto con que Rajoy vuelve a ser el que mejor ha sabido leer lo que piensa el español medio. Que la derecha española y catalana pactan, y que la izquierda no deja de pelearse. Como siempre.
REUTERS

¿Y ahora qué, izquierda europea?

La UE ha creado su propia crisis. Con su obsesión burocrática por el control detallado sobre los países miembros y la camisa de fuerza presupuestaria sobre los países de la zona Euro, la UE está vaciando las democracias nacionales de aire y de fortaleza. La Unión ha sido además el motor de un modelo económico que sólo funciona para los que tienen una mejor situación.

'¿Qué hacer?'

¿Qué podemos hacer en nuestras sociedades democráticas para trascender el bloqueo político, para contraatacar desde la izquierda ante el retroceso frente a un capitalismo financiero globalizado que amenaza nuestro modelo de igualdad y a la propia democracia? En este libro que les propongo, los filósofos Marcel Gauchet y Alain Badiou debaten sobre ello.

ESPACIO ECO