Mahmud Abbas

EFE

El hombre que sabía dónde enterraron los cadáveres

Ha muerto el hombre que hablaba de paz y rechazaba tajantemente reducir las colonias sionistas dentro de los territorios de el otro, a los que daba "acuerdos de paz" sin tierra ni autoridad ni justicia, el hombre que fue primer ministro y responsable de la muerte de 106 civiles, gran parte de ellos niños, cuando el ejército israelí atacó las instalaciones de la ONU en el sur de Líbano, en Qana, el 18 de abril de 1996, dos años después de ganar el premio Nobel de la Paz.
EFE

La amenaza de la tercera Intifada

Una nueva Intifada llevaría a los palestinos a un nuevo punto de partida, de destino impreciso, con una paz inencontrable y por ello difícil de abordar, una ocupación militar y una colonización sin fecha de caducidad, un desarreglo territorial, político y social que se perpetúa y agrava.
GETTYIMAGES

Palestina, un poco más cerca

Entre las cosas que se busca lograr este año está conseguir mayor apoyo y reconocimiento del Estado Palestino. El reconocimiento del 13 de mayo de 2015 por parte del Estado del Vaticano es significativo, y augura una situación más favorable para los intereses palestinos en los próximos tiempos.
GETTYIMAGES

Tras la tempestad en Palestina, ¿viene la calma?

Dado que es probable que se abra un nuevo proceso negociador, interesa recordar que sentarse a la mesa con los palestinos es para Netanyahu en un fin en sí mismo. Le sirve para acallar posibles críticas internacionales, aparentando una voluntad de paz que, según sus palabras, no puede concretarse por falta de interlocutores válidos. Los negociadores palestinos, la parte más débil, están abocados a volver a la mesa sabiendo que no cuentan con apoyos internacionales suficientes.