Muerte Digna

GETTY IMAGES

Suicidio asistido y eutanasia

Una sociedad capaz de evitar el sufrimiento innecesario a sus animales obliga a personas como Jose Antonio Arrabal, enfermo de ELA y que desea morir cuando él decida, a soportarlo hasta el final. ¿Por qué se le ha de obligar a este padecimiento? ¿Qué legislador insensible ha de decidir sobre mi vida? ¿Qué Dios ha de desear esta tortura?
Shutterstock

La buena muerte

La primera pregunta que uno puede hacerse es si es posible, en rigor, establecer un canon ideal sobre la muerte que sea extensible para una aceptación mayoritaria de la población. Un canon indiscutible, que no exija matices. Soy yo así de peculiar o lo que es verdaderamente peculiar es la idea de muerte que tiene cada uno.
ISTOCK

La necesaria gratitud a quienes ayudan a morir bien y dignamente

Algunas personas ayudan a morir dignamente, a que los últimos momentos de una vida sean apacibles, dignos, coherentes. Lamentablemente, sin embargo, algunos tachan a estas personas de medio delincuentes. Muy al contrario, disponer libre y responsablemente de la propia vida es un derecho y ayudar a llevarlo a cabo es un acto solidario, humanitario, tan lleno de dignidad como la propia muerte que se acompaña.
ISTOCK

La eutanasia, en el banquillo de los acusados

El artículo 143 del Código Penal no sólo no es capaz de impedir que se produzca la ayuda solidaria a quien pide morir, sino que genera además otra desigualdad, contraria a cualquier moral cívica; porque sólo impide morir en condiciones dignas, seguras y pacíficas, a quienes no tienen los recursos económicos para buscar legalmente ayuda en otro país.
GETTY IMAGES

Pesadilla innecesaria en Zaragoza

Ya olía a primavera y los días ofrecían más luz, camino ya del solsticio de verano, cuando una tarde de abril Ignacio volvió a escuchar de labios de su madre, Isabel, su deseo de morir: "Hijo mío, ayúdame a morir, quiero morir". Y a Ignacio se le nubló la vista, sintió una fuerte punzada en el esternón y seguramente no pudo contener el llanto.
GTRESONLINE

La ciudadanía irrumpe en el debate sobre la eutanasia

Cada vez se escuchan menos voces de fundamentalistas reclamando la obligatoriedad de seguir vivos en cualquier circunstancia. La sociedad avanza, no solo en su convicción de que la vida nos pertenece a cada uno, sino también en el número de personas dispuestas a asumir los riesgos -y el sufrimiento añadido- que comportan su exposición pública en situaciones vitales tan deplorables.

Dramas personales

La actualidad está marcada esta mañana por los nombres de dos niñas, las dos gallegas, protagonistas de historias muy diferentes pero que llevan a reflexionar sobre la relación con sus padres...

 "De...

El PP condena a vivir en cualquier circunstancia a quienes no tengan testamento vital

Era esperable que en el PP, ante la más que previsible pérdida de la mayoría de gobierno en las próximas legislativas, pretendieran dejarlo todo atado y bien atado en una especie de venganza anticipada contra tan ingrata ciudadanía. Lo que no sospechábamos es que iban a dejar el terreno sembrado de minas, como la reforma que, con todo sigilo y disimulo, de la Ley 41/2002, de autonomía del paciente (LAP).
Radius Images

En esto consiste morir con dignidad

Quiero dejar una cosa clara: no soy una suicida. Lo último que quiero es morir. Tengo muchos motivos por los que vivir. Pero, llegados a este punto, no sólo estoy cansada de luchar, sino que además no me quedan opciones. He decidido tomar el control de algo que lleva controlándome varios años.
EFE

El falso caso de las sedaciones de Leganés

Diez años después del atropello del caso Severo Ochoa, Esperanza Aguirre, "liberal de toda la vida", trabaja en una empresa privada dedicada a la búsqueda de talentos, gracias seguramente a su demostrada habilidad para elegir colaboradores: Lamela, catapultado por la puerta giratoria hacia el negocio del turismo sanitario; otros varios en la cárcel, imputados o en trámite de serlo... Desde luego, méritos para ser alcaldesa no le faltan. ¿Verdad?
AFP

A Hollande le crece la nariz

Resulta francamente chocante que la socialdemocracia francesa, como la española, se muestre tan contraria a la muerte voluntaria siendo así que su comportamiento, cada vez más alejado de los valores propios de la izquierda, se encamina vertiginosamente hacia su suicidio político.
ISTOCK

Luces rojas en una sala de cine

Entre la especie humana ha habido siempre aves de carroña (clérigos, legisladores, médicos...) que inventan leyes, ídolos y seres superiores que premian y castigan. Amenazan con terribles castigos eternos a quienes no cumplen sus mandatos y normas, y declaran intocables la vida y la muerte, que solo depende de su dios.

El anuncio más largo del mundo: una iniciativa a favor de la eutanasia

Entérense, señores políticos, el debate sobre la eutanasia está terminado. Falta que actúen ustedes. Falta que en un nuevo escenario político que represente mejor a la sociedad española en su conjunto, se deje de temer a la minoría confesional que, alentada por obispos más propios del medievo, estará siempre dispuesta a dar misas en la plaza de Colón mientras insultan al Gobierno de turno por no ser suficientemente cavernícola.
ISTOCK

La muerte que viene a mí porque yo quiero

Cuando llegue el momento del acabamiento, sentiré sobre todo mi amor a la vida. Y si alguna vez he ayudado a alguien a morir bien, ha sido un inequívoco acto de amor. Se puede dejar libre y responsablemente la vida sin tristeza, sin temor, solo con quietud y por amor a la vida.
istock

¿Por qué los creyentes mueren peor que los no creyentes?

De cualquier modo y, dada la escasez actual de milagros, pediría a mis colegas no fundamentalistas que borren del vocabulario la palabra milagro. Expresiones como "haría falta un milagro" o "sería un milagro" no son infrecuentes en boca de un médico al dar malas noticias y tal vez despierten sin quererlo la esperanza infundada que lleve a los creyentes a prolongar su agonía. Evitémoslo.