Sexualidad Femenina

iStock

Por qué a las mujeres no les gusta el porno

Conozco muchas mujeres a las que no les gusta el porno. No solo no les gusta; es que les repele, les echa para atrás. No quieren ni verlo. A veces mando como parte de la terapia sexual ver imágenes de alguna película porno. Pero ya me cuido de recomendar porno que no sea del común, del mundano, del que tú y yo sabemos. ¿Por qué? Porque no lo van a ver. No lo van ni a intentar.

Por qué usar un vibrador

Dentro de la juguetería erótica, hay dos productos que brillan más que los demás. Uno son los lubricantes. El otro, los vibradores. Los que yo más recomiendo son los de uso externo, o bien, que tienen una parte para introducir en la vagina pero pequeña. Para estimular la entrada vaginal. Realmente, a efectos prácticos, no necesitamos más. Busca los llamado vibradores de dedo.
WIKIPEDIA

¿Tienes punto G? ¿Seguro?

Uno de los motivos por los que el punto G ha suscitado tanta polémica es porque es difícil de localizar a no ser que se estimule. De hecho, investigaciones más recientes indican que el punto G no es solo un punto asilado, sino que es una zona íntimamente relacionada con el clítoris y la vagina, de manera que su estimulación afecta a las otras estructuras.
GTRES

La esclavitud de follar

Después de tanta lucha para salir de la opresión de la norma macho, nos tropezamos con algo curioso y sintomático: nos hemos transformado en una fantasía masculina, es decir, en un pedazo de culete gratis. Claro, las mujeres no lo llamamos así... Usamos eufemismos como "mujer libre".

La verdad sobre ser una zorra

Yo soy una zorra. Una zorra muy puta. Eso dice un montón de gente. La gente que lee mi blog y no está de acuerdo con su premisa. Gente a la que no le gusto. Hay muchas razones por las que piensan eso. Me he acostado con un par de chicos. Más de 10. Más de 20. ¿Quieres seguir adivinando?