SUEÑOS

ISTOCK

Nueve meses para soñar

El embarazo parece un momento particularmente favorable para trabajar, a través de los sueños, la relación con los propios padres y las carencias afectivas de la infancia, para revisar nuestra historia personal, así como aquellas cuestiones estancadas y patrones caducos que no nos permiten seguir avanzando y desarrollar un camino suficientemente feliz y sereno.

De mayor quiero ser...¡luthier!

¿Qué serán nuestros hijos de mayores? ¿Es lo que mejor se les da una pista de lo que más les gustará hacer en el futuro? ¿Cómo se ganarán la vida? ¿Serán felices? No lo sé. Pero, con alegría, con mimo y con determinación debemos dejar volar su imaginación en pos de sus sueños. Es el primer paso para que puedan convertirse en realidad.

Autoayúdate. Tu vida es lo que tú decides

No existe esa vida rosa que nos inculcaron de pequeños en los cuentos que acaban con final feliz. Existe la vida que tú deseas construir, esa de la que te responsabilizas, esa vida en la que, a pesar de las circunstancias y la adversidad, tú te empeñas en ser feliz.