Terrorismo Islamista

EFE

Barcelona valiente

Casi todas las semanas, Barcelona me acoge procedente de Madrid. Estoy seguro de que cuando vaya en unos días encontraré una ciudad dolida, pero convencida de que no se puede dejar vence...
EFE

Soldados de ISIS o imitadores trastornados: las matanzas tienen que parar

Alemania y Francia han sufrido en las últimas semanas una serie de brutales asesinatos y ataques que siguen muy presentes en nuestra memoria. Al igual que el asesinato en masa en Japón o los tiroteos en Orlando y en diferentes ciudades de Estados Unidos. Mientras los métodos utilizados por los perpetradores, en su mayoría trastornados imitadores de crímenes, evolucionan, nuestras estrategias de seguridad fracasan debido, en parte, a su obsolescencia. Solo un cambio radical de perspectiva y de respuesta por parte de nuestros servicios de seguridad podrá plantar cara a este terrible fenómeno.
REUTERS

La guerra de Daesh por la tierra y el agua

Las guerras que vienen ya no serán por el oro o el petróleo, sino por recursos mcho más básicos. Especialmente en Oriente Medio. Los depósitos naturales de petróleo y gas siguen creando tensión entre los muchos grupos que combaten actualmente en Siria, Turquía e Irak, pero el control sobre el agua y la tierra cultivable está ganando importancia.
EFE

España concernida

Pese al trabajo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que han evitado nuevos atentados yihadistas en nuestro país desde el fatídico 11-M, el nuevo contexto de movilización yihadista hace que todos los países de Europa Occidental estén unidos hoy por no solo por la solidaridad con Bruselas sino también por una amenaza compartida que busca alterar el modo de vida de nuestras sociedades democráticas
EFE

De la exclusión a las bombas: la responsabilidad de Europa en el auge del terrorismo islamista

Debemos admitir y asumir que el yihadismo -que mata más musulmanes que europeos- es una amenaza que la comunidad internacional -y en particular, las potencias de la vieja Europa y Estados Unidos- han contribuido a crear con las erróneas e interesadas políticas que han desarrollado en el norte de África y Oriente Medio a lo largo del infausto siglo XX. Políticas que durante décadas han sostenido y colaborado con dictaduras militares abyectas en aras de intereses económicos y estratégicos.
JFLA

La libre circulación, ¿desaparecida en combate?

Compartir, mancomunar, poner en común las heterogéneas capacidades de respuestas nacionales es, de nuevo, la única manera de proteger mejor a Europa y a los europeos. E insisto: nada que hacer si no conseguimos implicar a las comunidades islámicas que habitan entre nosotros en la detección, prevención y, en su caso, detención y desmantelamiento de los que quieren matarnos en nombre de un Islam que no "les representa". Todo un reto de futuro para la laicité republicana francesa. Y para la entera fábrica social de la diversidad en que se sustancia Europa.