WhatsApp

REUTERS

Hay vida más allá de WhatsApp

La vida real no está en las redes sociales sino en las miradas, en el contacto, en el aliento, en la voz, en las sonrisas, en los gestos, en los suspiros, en los abrazos o en las lágrimas; no en unas figuritas amarillas que hoy por hoy se le mandan por igual al compañero de trabajo, a la familia, a la novia o al señor que cuida el perro.
Reuters

No te creas ni la mitad de lo que te dicen por Facebook

A muchos, el poder frío de la pantalla y la soledad desde la que escriben y contestan los mensajes les da una falsa sensación de anonimato y de inocuidad, y les llevan a construir una imagen equivocada o, cuando menos, muy parcial de su vida. También ayuda a desvirtuar las cosas el deseo poderoso de agradar a todas horas, de transmitir una imagen positiva a toda costa.