Huffpost Spain
BLOG

Los artículos más recientes y el análisis de la actualidad a través de las firmas de El HuffPost

Nuria Suárez Headshot

La redistribución de la riqueza, al Parlamento

Publicado: Actualizado:
Imprimir

2016-06-21-1466512963-9374756-recortes.jpg
Foto: EFE

Recortes Cero - Grupo Verde se presenta en estas elecciones como la quinta fuerza política nacional que estará en todas las mesas electorales con un proyecto para todo el país: redistribuir la riqueza.

España es un país con enormes recursos y riqueza. Somos la cuarta economía de la zona euro, con un PIB de un billón de euros. Y sin embargo, somos uno de los países donde más ha crecido el empobrecimiento y la desigualdad, de los más endeudados del mundo y especialmente sometido a los embates de la crisis.

Los niveles de paro, los recortes salariales y de pensiones, del bienestar de los ciudadanos (Sanidad, Educación o Sociales), en Ciencia y Cultura, así como la degradación de nuestro país son insoportables e indignantes. Pero sobre todo, no son una maldición bíblica.

Son fruto, en primer lugar, de cuatro grandes dependencias que lastran nuestro desarrollo: la dependencia de la financiación exterior, la dependencia de unos pocos mercados, la dependencia energética y la dependencia de cuotas y límites de producción.

Segundo, porque estamos sometidos a la intervención y las políticas de austeridad y recortes dictadas, desde Washington y Berlín, por el FMI y Bruselas al servicio de los intereses de sus propias oligarquías financieras y multinacionales.

Y tercero, porque la mayor parte de la riqueza se concentra en los grandes bancos y grupos monopolistas españoles, las grandes fortunas oligárquicas y, sobre todo, el gran capital extranjero.

Dos caminos para España

Sólo hay dos caminos posibles: o poner fin a esta situación, aplicando un programa para redistribuir la riqueza; o hundirnos aún más en la precariedad y el empobrecimiento, tal y como amenazan el FMI, Bruselas, el Banco de España o el BBVA exigiendo nuevos recortes, más reforma laboral y otra reforma de las pensiones.

Redistribuir la riqueza es poner los enormes recursos de los que dispone nuestro país y los multimillonarios beneficios que hoy concentran un pequeño puñado de bancos, monopolios, grandes fortunas y el capital extranjero al servicio del desarrollo de la economía nacional y de las necesidades de la inmensa mayoría de los ciudadanos.

Necesitamos una Reforma Fiscal Progresiva para que bancos, monopolios, multinacionales y SICAV tributen el 50% en el Impuesto de Sociedades sobre sus enormes beneficios. Y las grandes fortunas con rentas superiores a 500.000 euros paguen un IRPF del 75%.

Y no es "paliar la pobreza y la exclusión social" a costa de endeudarnos aún más. Tampoco "repartir el empleo" como si fuera un bien escaso: redistribuir es crear más riqueza y empleo.

Es posible en una legislatura remover más de 300.000 millones de euros hoy al servicio del 1% para destinarlos a reactivar la economía iniciando el cambio de modelo económico para generar nueva riqueza y empleo y elevar el nivel de vida de la gran mayoría de la población.

Redistribuir la riqueza, al Parlamento

Ha llegado el momento de que las medidas para redistribuir la riqueza lleguen al Parlamento.

-Subir salarios y pensiones. Subiendo el salario mínimo de todos los trabajadores a 1.000 euros, garantizando la igualdad salarial de hombres y mujeres e imponiendo un tope salarial de 10.000 euros a la ínfima minoría de altos ejecutivos y consejeros que cobran sueldos millonarios y a los altos Cargos de la Administración.

Blindar las pensiones en la Constitución, mediante referéndum, para mantener y aumentar su poder adquisitivo, prohibiendo que se congelen, recorten o privaticen. Y garantizar una pensión mínima de 1.000 euros.

-Reindustrilizar nuestro país, potenciando otro modelo productivo que genere empleo de calidad y una nueva política ecológica que impulse un desarrollo sostenible, se enfrente al cambio climático y promueva un nuevo modelo energético que acabe con la dependencia del petróleo y la energía nuclear, aprovechando el potencial de nuestro país en energías renovables.

Para ello, necesitamos una Reforma Fiscal Progresiva para que bancos, monopolios, multinacionales y SICAV tributen el 50% en el Impuesto de Sociedades sobre sus enormes beneficios. Y las grandes fortunas con rentas superiores a 500.000 euros paguen un IRPF del 75%.

Hay que crear una Gran Banca Pública -deteniendo la privatización de Bankia-, motor de la reindustrialización y el empleo. Y un Fondo Especial de Fomento del Empleo de 100.000 millones de euros con el dinero de las cajas y bancos rescatados para crear dos millones de nuevos puestos de trabajo productivos, indefinidos, sostenibles y con derechos.

Podríamos ahorrar más de 30.000 euros anuales para financiar un Plan de Emergencia, Solidaridad y Reintegración Social que, entre otras cosas, garantice una renta básica equivalente al salario mínimo.

Tenemos derecho a saber a qué se ha destinado el dinero de la deuda pública, exigiendo una auditoría y renegociación en el pago, cuanto menos con una moratoria en el pago de los intereses. Suficientes para revertir los recortes.

Es urgente acabar con el despilfarro y la corrupción. Podríamos ahorrar más de 30.000 euros anuales para financiar un Plan de Emergencia, Solidaridad y Reintegración Social que, entre otras cosas, garantice una renta básica equivalente al salario mínimo (665 euros) a las familias sin ingresos, frene los desahucios y la pobreza energética.

-La cultura es riqueza para el país y para las personas. Porque ella es la que puede posibilitar que el progreso económico vaya unido al avance social y la felicidad de los ciudadanos. La defensa de la cultura forma parte esencial del programa y del proyecto de Recortes Cero - Grupo Verde.

Para redistribuir la riqueza necesitamos: defender la soberanía nacional. ganando autonomía respecto a los dictados de la Troika en un marco de paz y neutralidad. Es necesario desenganchar a nuestro país de la implicación cada vez mayor en los planes militares de EEUU y la OTAN. Exigimos que se cumplan las condiciones del Referéndum de la OTAN, que implican la "no integración en la estructura militar, no almacenamiento de armas nucleares y el progresivo desmantelamiento de las bases norteamericanas".

Necesitamos ampliar la democracia para dar participación y capacidad de decisión a los ciudadanos, que los cargos electos se sometan al control ciudadano y puedan ser revocados si no cumplen sus compromisos electorales. Modificar el Código Penal para tratar la corrupción como "crimen organizado". Y fortalecer la unidad libre y consensuada del pueblo de las nacionalidades y regiones de España.

Ha llegado el momento de que los ciudadanos impongamos otra gestión de los recursos y que la redistribución de la riqueza entre el el Parlamento.

Depende de que las mujeres y los hombres de Recortes Cero - Grupo Verde, firmemente comprometidos con la redistribuir la riqueza, lleven al Parlamento las medidas para hacerlas posible.

El 26-J, el voto a Recortes Cero - Grupo Verde es el voto para que redistribuir la riqueza entre en el Parlamento.