BLOGS

Los parentescos

19/03/2017 17:39 CET | Actualizado 24/03/2017 07:23 CET

Planeta de Libros

Decir a estas alturas que Ignacio Martínez de Pisón tiene una de las trayectorias más coherentes y brillantes de la literatura contemporánea de este país es caer en una especie de obviedad. Bien. Hagámoslo: caigamos, para empezar, en esa obviedad. ¿Por qué? Por un lado, porque, aunque reiterativo, es de justicia hacerlo. Y por otro, porque en estos tiempos de crisis prolongadas y piraterías varias contra las que parece imposible hacer frente, es necesario señalar los libros y los autores en los que merece la pena que invirtamos nuestros dineros.

Estamos ante uno de esos autores, qué duda cabe. Estamos ante uno de esos escritores que nunca defraudan. Estamos, podemos decirlo claramente, ante un escritor extraordinario. Ahora sí. Dicho lo cual, vamos a la novela que nos ocupa: Derecho natural (Seix Barral).

La familia siempre ha sido uno de los ejes centrales de la literatura de Martínez de Pisón. Y aquí vuelve a serlo. La familia: sus tiranías (a veces) y su grandeza (otras). Los secretos, las ambiciones, los proyectos, las miserias, las luchas, los sueños posibles y los imposibles, las relaciones entre unos miembros y otros, los silencios y las palabras que no se pueden ocultar entre esos silencios.. La felicidad, o su idea. El camino desde la niñez a la edad adulta (y los acontecimientos contemplados desde ambas perspectivas), y todos los entresijos que los personajes se van encontrando por ese camino. Los momentos en los que se disfruta de lo que la vida, tan compleja e impredecible, tan astuta y tan tirana, nos va dejando. Y esos otros en los que se afronta, de mejor o peor manera, lo que el destino va colocando a nuestro paso. Ahí se encuentran los miembros de esta familia, en todas esas encrucijadas que van haciendo su aparición con el paso del tiempo, siempre tan efímero por otro lado.

Ignacio Martínez de Pisón ha dado otro paso importante en esa brillante trayectoria que apuntaba al principio. Una trayectoria, por cierto, a la que se le augura un poderoso futuro. Lean su nueva novela. Disfrútenla. Inviertan su dinero en ella. No les defraudará.

Derecho natural sale a la venta el 21 de marzo.