BLOGS

Jugar para que sonrían

11/06/2015 17:07 CEST | Actualizado 11/06/2016 11:12 CEST
JUEGATERAPIA

Hace unas semanas coincidía en un almuerzo con Mónica Esteban, presidenta de la Fundación Juegaterapia, una fundación española que está destinada a hacer sonreír a los más pequeños enfermos de cáncer en los hospitales. Todo nació gracias a una videoconsola donada al Hospital de la Paz, para que un pequeño pudiera olvidarse de las hora de quimioterapia mientras disfrutaba de los videojuegos.

"Cuando los niños juegan, es fantástico, se olvidan de todo. Nos dimos cuenta de que una consola les cambiaba la vida, y así comenzamos a recoger consolas de amigos y familiares para donarlas a la Paz", apunta Mónica.

Lo que comenzó con una consola, se ha transformado en una fundación que transforma los "tejados" de los grandes hospitales de España que tienen niños enfermos en verdaderos jardines de juego para ellos. "Algunos niños enfermos de cáncer pasan meses, incluso años en los hospitales. Estos jardines de juego les están cambiando la vida".

El primer jardín que construyeron fue el de la azotea del Hospital de la Paz en Madrid, y si miras hacia arriba se descubre un mundo multicolor. Las donaciones, todas particulares son la clave del éxito de ésta fundación pionera en España, capaz de transformar los espacios de los hospitales públicos, en zonas de jardín y de juegos para los más pequeños.

El segundo el Jardín del hospital 12 de Octubre, también de Madrid, era inaugurado hace unas semanas. Un espacio verde al aire libre de 800 m2 con zonas de juegos, árboles y plantas para que a partir de ahora todos los niños ingresados en este centro puedan salir a jugar en un entorno alegre y divertido y en contacto con la naturaleza, mientras permanecen ingresados.

El diseño de este proyecto lo ha realizado la arquitecta Belén Moneo directora del estudio de arquitectura Moneo+Brock con su marido Jeffrey Brock, de forma solidaria y totalmente desinteresada.

"Tenemos la enorme suerte de contar con la colaboración de donaciones particular, de empresas y del cariño de miles de personas que han creído desde el primer momento en que los niños hospitalizados pueden curarse mejor, gracias a una sonrisa, a un espacio en el que disfrutar. Creemos en los beneficios del juego, y hemos luchado porque crean en nosotros y en la Fundación", insiste Mónica.

2015-06-11-1434034994-2068132-Capturadepantalla20150611alas16.20.05.png

El Hospital Universitario 12 de Octubre cuenta con 166 camas instaladas en su área infantil. En 2014 este centro sanitario realizó en el área pediátrica más de 7.000 ingresos, casi 4.000 intervenciones quirúrgicas y más de 51.000 urgencias. El centro Materno-Infantil del 12 de Octubre cuenta con la certificación IHAN -Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia-, otorgada por Unicef y la Organización Mundial de la Salud -OMS-.

Es el único hospital español de alta complejidad con esta acreditación. Además, algunos de sus servicios y unidades están certificados con la norma ISO 9001:2008. En lo que a atención infantil se refiere, es referente en atención de niños prematuros y tiene unidades multidisciplinares en las que se realizan procedimientos quirúrgicos y médicos de alta complejidad.

Asimismo, es referencia nacional para la asistencia integral al neonato y niño con cardiopatía congénita compleja, y para neurocirugía pediátrica también compleja. Además, es referente en el país para el tratamiento de patologías concretas, como cáncer infantil y enfermedades raras.

La fundación próximamente hará lo propio con el Jardín del Hospital de la Fe en Valencia. El tercer jardín de la Fundación Juegaterapia estará sitúado en un hospital con 8.000 ingresos pediátricos al año, 4.000 cirugías y una media de 120 urgencias al día.

El jardin de Valencia se trata de un espacio de 800 m2, de juego y relax, al aire libre, ubicado en una de las azoteas. Esta cubierta se ha convertido en una zona de juegos verde, con plantas, árboles y otros elementos pensados para disfrutar también visualmente.

El diseño lo ha realizado de forma solidaria los arquitectos Iñaqui Carnicero y Lorena del Río, del estudio de arquitectura RICA* con sede en Nueva York y Madrid. Uno de los objetivos del diseño es que parte de este mundo mágico se pueda disfrutar también desde las habitaciones. Las estructuras colgadas se perciben casi como grandes flores de distintos colores. La visión nocturna es importante por lo que se utilizarán materiales que capten la luz durante el día y emitan una luz sutil por la noche, como las luciérnagas en los bosques.

Como novedad, La Fundación acaba de sacar a la venta el último modelo de su "muñeco pelón", del que han vendido más de 60.000 unidades. Unos "pelones", que como los niños que tienen tratamiento de quimioterapia pierden el pelo, y que llevan un pañuelo diseñado por artistas conocidos. Diseños de El Hombre de Negro, Alba Carrillo, Rossy de Palma, Vicky Martín Berrocal, Amelia Bono y María, una pequeña luchadora, son los protagonistas. El 100% de los beneficios de la venta de los Baby Pelones está destinado a la Fundación Juegaterapia.

Yo ya tengo mi pelón. ¿Y tú, a que esperas?