Huffpost Spain
BLOG

Los artículos más recientes y el análisis de la actualidad a través de las firmas de El HuffPost

Pilar García de la Granja Headshot

Tercer #Supermartes y Sanders aguanta la presión

Publicado: Actualizado:
Imprimir

2016-06-07-1465309473-9684281-636007073483860302.jpg
Foto: EFE

Este martes se votan primarias nada más y nada menos que en California y Nueva Jersey. Los dos estados más importantes para definir a los superdelegados de la convención demócrata, aunque Hillary ya llega a estas primarias con todos los votos necesarios. Ha ganado la nominación a pulso y hace historia: será la primera mujer en la historia que consigue una nominación para presidir la primera potencia del mundo.

Era a última hora del martes cuando la Agencia de Noticias AP hacía el recuento de todos los delegados hasta el momento y anunciaba que Hillary Clinton, aún perdiendo California y Nueva Jersey, ya tiene el número de delegados suficientes para ser la candidata.

Su marido, el presidente Bill Clinton, pedía a travás de Twitter ganar los dos estados antes de cantar victoria.

Y el problema está en Bernie Sanders, quien mantuvo una conversación telefónica de cuarenta y cinco minutos con el presidente Obama el lunes de esta semana. Obama le está intentando convencer para que se retire de la carrera presidencial antes de la Convención Demócrata de Filadelfia, pero Sanders no quiere tirar la toalla.

Es tal la presión a la que están sometiendo a Sanders que la Casa Blancxa ha filtrado que mañana miércoles el presidente endorsará a Hillary Clinton como su candidata a la Casa Blanca. Pero la cuestión Sanders sigue viva. ¿Qué hacer con este hombre que lleva millones de votos en las primarias y que quiere mantenerse hasta el final? ¿Exactamente qué es lo que busca Sanders aguantando hasta una convención contestada cuando Clinton ya tiene los votos? Son las preguntas que todo el mundo se hace, porque los Demócratas saben bien que, mientras Sanders siga en campaña, Clinton no se puede concentrar al 100% en su oponente el magnate Donald Trump.

Las especulaciones sobre las intenciones de Sanders son de todo tipo. La que mas se extiende entre los medios de comunicación es su intención de forzar ser el ticket de Hillary. Es decir, que le nombre vicepresidente. Pero la campaña de Hillary Clinton ya ha dicho en varias ocasiones que no cuentan con él para dicho puesto.

Y si resulta que Sanders gana California, tal y como dicen los pronósticos, ¿qué hará entonces?

La campaña de Sanders insiste en que en la Convención tendrán la capacidad de convencer a los superdelegados para que cambien su voto final, y opten por él a la Casa Blanca. Hillary Clinton, el martes por la noche - ya con los delegados necesarios-, se mostraba visiblemente enfadada en la MSNBC : "¿Pretende Sanders cambiar la voluntad democrática de nuestros votantes a través de una convención contestada?", se preguntaba durante una entrevista con Rachel Madow.

Y quizá esa es la esperanza de Sanders. A sus 74 años, ni en sus mejores sueños, este senador -durante dos legislaturas- y político profesional desde hace cuatro décadas podría haber pensado llegar tan lejos. Nada que perder. Y no solo eso: habiendo sido toda su vida independiente, ahora se presenta como demócrata-socialista. ¿Quién hubiera pensado alguna vez que un socialista (en Estados Unidos) iba a conseguir el enorme número de votos que ha alcanzado Sanders? Y si resulta que gana California, tal y como dicen los pronósticos, ¿qué hará entonces?

Siempre se pensó que el problema estaría en el lado republicano, con Donald Trump y sus despóticas ideas -la última es acusar a un juez del Supremo de ir contra él en el escándalo de su Universidad por ser hijo de méxicanos-. Pero no, Trump mantiene el pulso a los más conservadores, pero sigue con el apoyo de sus bases intacto, mientras que entre los demócratas, las primarias de hoy de California pueden ser un dolor de cabeza -más- para Clinton. Ver para creer.