Huffpost Spain
BLOG

Los artículos más recientes y el análisis de la actualidad a través de las firmas de El HuffPost

Pilar Portero y Ana Cañil Headshot

A quiénes se les atragantarán nuestras uvas

Publicado: Actualizado:
Imprimir

He aquí el manual -con imagen y vídeo- sobre cómo aplicar correctamente la maniobra de Heimlich en caso de atragantamiento durante la acelerada ingesta de las doce uvas. Dadas las circunstancias, hay unas cuantas figuras políticas y económicas a quienes la tradición del día 31 les puede dar un disgusto este año. Sus gaznates sufren de estrechamiento a la vista de los resultados electorales, primero en Cataluña y el pasado 20-D, en el resto del país. Estos son los nombres que deberían conocer mejor que nadie la maniobra del médico estadounidense.

2015-12-30-1451477882-4675516-635869853902821144.jpg
Foto: EFE

1-A Artur Mas. Convertido en una parodia de sí mismo, al humillado aspirante a president no le va a pasar ni la primera uva, porque se le quedará atravesada. El empate a 1.515 votos en la asamblea de la CUP ha sido como cuando el perrito levanta la pata para miccionar. Los representantes de los que le obligaron a entrar en helicóptero en el Parlament en junio de 2011 se cachondean ahora en su propia cara, manteniéndole en vilo todas las navidades. ¿De verdad a la CUP le interesa apoyar a Mas o demostrar en unas nuevas elecciones que su poder va en aumento?

2015-12-30-1451478026-1221513-635869864605513144.jpg
Foto: EFE

2- A Rajoy. Se las meterá en la boca con tal ansiedad ante la posibilidad de ser el último año que se las tome en La Moncloa, que tiene asegurada una difícil caída por las tragaderas. El presidente en funciones es consciente de que como le den pasaporte en el Congreso, ni en el Ibex 35 se van a ocupar de recoger sus pedazos, una vez que la jauría que le espera en su propio partido le despedace vivo. ¿O es que alguien piensa que los únicos cainitas son los del PSOE? Lo que pasa es que los peperos de toda la vida no se manchan las manos en público. Para eso tienen a un subalterno.

2015-12-30-1451478330-5332757-635869021769984646.jpg
Foto: EFE

3- A Susana Díaz. Las tomará una a una, recreándose en el momento de estallarlas contra el paladar. Así comenzara la andaluza el ritual para acabar precipitándose poseída por la gula y zamparse las últimas de una tacada, mientras intenta con la mano y entre risas, que el juguillo no resbale por la comisura. A pesar de estar peor valorada que Pedro Sánchez en las encuestas -es la viva imagen de dirigente político que rechaza el votante urbano y joven que huye del PSOE como de la peste- le han entrado las prisas por controlar el poder. Ojo, presidenta de Andalucía, las pipas de la uva son muy traidoras en la vías respiratorias.

2015-12-30-1451478529-350135-serna.jpg
Foto: EFE

4- A Gómez de la Serna. Al diputado del PP se le ha cerrado la glotis ante la tremenda injusticia de la que está siendo objeto. Así que irá haciendo bola con las uvas en la boca. Él, un hombre recto preocupado por que en su partido no falte de na', y ahora vienen a exigirle que entregue su acta de diputado aquellos para los que tanto ha conseguido. La defensa de su buen nombre es lo único que le queda. Bueno, y también una saneada cuenta corriente, una nimiedad al lado de los 18 años de caja B de su partido.

2015-12-30-1451478643-4459635-635869097557197634.jpg
Foto: EFE

5- A Albert Rivera. Ya están los demóscopos apostando cuántos diputados perdería Ciudadanos si se celebrasen ahora las elecciones, lo cual no se sabrá hasta que se realicen las primeras encuestas post electorales tras la Navidad, aunque algunos intuyen que la hemorragia sería notable. Las uvas las engullirá Rivera con dificultad, como quien pasa un mal trago, y le sabrán mucho más amargas de lo esperado. Aunque estará elucubrando ya cómo marcar tendencia en el Congreso y hacerse ver, a pesar de haber quedado cuartos.

2015-12-30-1451478747-8876378-rosa.jpg
Foto: EFE

6- A más de 100 diputados que se han quedado en el paro, las uvas les sabrán saladas como lágrimas. Clásicos como Rosa Díez, Eduardo Madina, Martínez Pujalte, Durán i Lleida o Sánchez Llibre van a tener que exprimir las 12 uvas y bebérselas para evitar el alto riesgo de asfixia al tomarlas entre algún que otro suspiro o sollozo. ¡Ay! Con lo bien que se vivía con el sueldo de diputado, a pesar de lo que se quejan de lo poco que ganan. Tendrán que ir a las oficinas del paro y pagar su factura telefónica o los taxis. Y como tantos parados, escuchar una y otra vez el 'ahora no tengo ningún hueco, pero en cuanto haya algo, te aviso'. Hasta los mejor relacionados se toparán con un 'ya sabes lo mal visto que está contratar a políticos'. Salvo que Alierta obre el milagro de año nuevo y te ofrezca un puesto, como a Trinidad Jiménez, el panorama está crudo.

2015-12-30-1451478896-9250009-635869862729457144.jpg
Foto: EFE

7- A los trece ministros del Gobierno de Rajoy, en funciones, tampoco les va a resultar fácil tragar las doce uvas, por más que sus hijos o nietos se las hayan pelado y se las obliguen a engullir con el argumento de que para eso son las uvas de la suerte. Suerte van a necesitar para repetir como ministros si Rajoy llegara a gobernar en minoría. Y más suerte aún para recibir una oferta de lujo, como en los viejos tiempos, con tanta critica a las puertas giratorias y a los diputados comisionistas. Tendrán dificultades para que los Botín, los Alierta o los Sánchez Galán les recuperen con el pastizal de sus anteriores colegas, aunque algún camino encontrarán. Unas tragarán mejor que otros -Soraya siempre tendrá futuro en la derecha-, pero otros..., ya pueden pedir ayuda a Marcelo, el ángel de la guarda de Fernandez-Díaz o la Virgen del Rocío de Fátima Báñez.

2015-12-30-1451478990-56536-635865844299131922.jpg
Foto: EFE

8- A Felipe VI, este rey que afronta el ritual de las consultas y de la formación de Gobierno por primera vez desde que ejerce, con el patio convertido en un gallinero. Don Felipe ddebería recurrir a la sabiduría y perspicacia profesional de la reina Letizia, quien debería comprarle una latita en conserva con las uvas ya peladas y sin pipa. Aunque ello signifique dar mal ejemplo a las hermosas infantas, a quienes será difícil hacer entender por qué papá toma uvas de bote, pequeñas y asquerosillas, con lo hortera y poco delicado que ello resulta.