BLOGS

El 155 mediopensionista, el miedo del Gobierno a aplicarlo y las elecciones constituyentes

19/10/2017 16:24 CEST | Actualizado 19/10/2017 16:57 CEST
EFE

Ha sido otra mañana de esas en las que en el Congreso se esperaba mucho y al final todo ha quedado en otro interruptus hasta el sábado, en ese juego del cu-cu-tras-tras que se traen Rajoy y Puigdemont, acogotados ambos por la gravedad de las repercusiones que van a tener cualquiera de las decisiones que tomen. Y mientras los dos presidentes rematan, los rumores, los escenarios y las especulaciones corren y cambian de segundo en segundo. Y todos transmiten una sensación de agotadora expectación y de perdidos que deja huérfanos a quienes les escuchamos.

Aquí van algunas de las claves, con matices nuevos a cada hora.

El por qué de tantas prórrogas

Han pasado 19 días desde el 1-O y, cada vez que se establece un plazo, llega el día y los ciudadanos que esperan expectantes una resolución se vuelven a quedar con las ganas, pues Rajoy y Puigdemont hábilmente vuelven a estirar los plazos.

La razón, según sostienen fuentes próximas al Govern, es que en Moncloa se les plantea el problema de cómo hacer efectiva la medida. "¿Y si el Govern se atrinchera y hay que sacar a la fuerza a Puigdemont y los consejeros? ¿Y si el consejero de Interior no reconoce al mando que se ponga al frente de los Mossos? ¿Puede un ejército armado tomar las Ramblas y las calles de Cataluña, que previsiblemente se llenarán de ciudadanos, ya organizados para manifestarse pacíficamente? ¿Cuántos meses puede sostenerse?", plantea un diputado catalán que ya ha hecho cálculos sobre el número de efectivos con los que cuenta el Estado y la necesidad de enviar policías de refresco.

Hoy, con el actual escenario, la respuesta de Puigdemont al 155 podrían ser unas elecciones constituyentes.

El 155 mediopensionista

"El Gobierno tiene que tomar dos decisiones clave. La primera es si aplica el 155 y la segunda, y más importante, si está dispuesto a hacerlo hasta sus últimas consecuencias", comenta en el patio un socialista bregado en el poder, ante las numerosas preguntas en los corrillos sobre en qué términos se aplicará el 155.

"Rajoy no puede volver a quedar en evidencia. El 1-O el Gobierno no fue capaz de evitar que se votara en Cataluña, por mucho que insistieran después en negar que se hubiera producido el referéndum. Sería un síntoma grave de ineficacia que sucediera de nuevo", apunta un diputado de Ciudadanos, partidario de aplicar el famoso artículo sin medias tintas. "La petición del 155 mediopensionista que hace Pedro Sánchez no se sostiene", aduce un diputado próximo a Moncloa que reconoce a su vez que es una decisión compleja de tomar por el alcance de la medida.

Las elecciones constituyentes

Las cambiantes versiones sobre elecciones, que sí o sí habrá en Cataluña en los próximos meses —en que se convocarán seguro coinciden todos los partidos—, varían cada rato. Hoy, con el actual escenario, la respuesta de Puigdemont al 155 podría ser unas elecciones constituyentes.

Estaban en el programa electoral de Junts pel Si y en la Ley de Transitoriedad aprobada en septiembre y se articulaban conforme a la ley electoral general (LOREG). "Ya sabemos que está en suspenso, pero puede activarse en cualquier momento", comentan fuentes próximas al Govern en Madrid, que lo ven como uno de los escenarios posibles si se produce la puesta en marcha el sábado del 155 tras el Consejo de Ministros: "Hay varios escenarios y todos son malos, excepto que se abra un diálogo", insisten en el PDeCat.

Síguenos también en el Facebook de HuffPost Blog