BLOGS

El morbo de sustituir a Manuela Carmena

09/06/2017 07:28 CEST | Actualizado 09/06/2017 07:28 CEST
EFE

La alcaldía de la capital debería ser una butaca privilegiada para asaltar los cielos más altos, como la mismísima Presidencia del Gobierno. Tiene suficiente sex appeal para desatar bajas pasiones. Y eso que hasta ahora no se ha usado con el suficiente acierto como para que un alcalde de Madrid rozara metas tan elevadas. El último intento fue el de Alberto Ruíz-Gallardón. Desde hace unas semanas, el nombre de presuntos candidatos a la alcaldía ha vuelto a saltar a los titulares, aunque falta año y medio para dar comienzo a la carrera. Que la actual alcaldesa, Manuela Carmena, mantenga tanto en público como en privado que no se va a presentar y que en Ahora Madrid la sucesión vaya a ser un problema añade morbo al asunto.

Por ahora, los dos hombres que más se han utilizado -o quemado- por los medios no mueven ni una ceja. Julio Rodríguez y Baltasar Garzón lo tienen claro.

Afable y educado, cuando se le pregunta por su presunta candidatura a la alcaldía de Madrid, Rodríguez, el ex JEMAD, no pierde el humor y contesta con seguridad: "No tengo ninguna información. Todo lo que se ha publicado es en base a especulaciones, nadie me ha dicho nada". Pero, ¿le gustaría ser alcalde? "Es que ni me lo he planteado, de verdad. No sé si ellos lo están barajando o hablando. Estoy jubilado, me dedico a leer, a estudiar y ahora estoy en una formación porque me gusta la política. Pero no estoy ni en la ejecutiva, ni en conversaciones internas. No tengo más información, así que no puedo dar más". Y se ríe con ganas ante su incapacidad para filtrar nada.

EFE

A Baltasar Garzón le cansa ya responder a qué hay de verdadero y de falso en lo de su presunta candidatura a la alcaldía de la capital. El juez nunca ha sabido de dónde salió tal bulo hace semanas y tampoco le importa mucho, pero es cansino responder a "tonterías como la copa de un pino, y eso es lo que es esa historia. Nadie me ha dicho nada". Está volcado con la plataforma Actúa, que sigue adelante, junto con Gaspar Llamazares y Cristina Almeida. Este sábado 10 de junio se presentarán en Madrid, "así que bastante tengo con trabajar a tope en Actúa, mi fundación y mi despacho. Yo no tengo más intereses que estos que cuento", remata el juez.

EFE

Carmena no se presentará, mantiene, pero tiene mucho que decir sobre su sucesión. El melón sobre el asunto no se abrirá hasta que ella quiera, seis meses antes del plazo para las candidaturas. Lo cual no quita para que otros acaricien la idea de gozar del prestigio de la actual regidora.

La alcaldesa no está dispuesta a perder el tiempo más de lo necesario en el tema, tal y como ha comentado con su equipo más próximo, a quienes tiene convencidos de que no habrá una segunda vez. Se ha prometido a sí misma que no irá a la reelección, pese a los apoyos que tiene en los sondeos, y resiste las presiones -amables y no directas- de la cúpula de Podemos. Lo que también tiene claro la jueza-alcaldesa es que ella tiene algo que decir sobre quien será el candidato a sucederla. Pero no conviene olvidar que Carmena rechazó en numerosas ocasiones presentarse la primera vez y fue su hijo Manuel, Javier Barbero y una película afgana, La piedra de la paciencia, los que acabaron de convencerla de que tenía que entrar en acción. Igual uno de sus nietos es en el último momento capaz de que vuelva a cambiar de parecer.

Por el momento, la alcaldesa está volcado en una reorganización del Ayuntamiento, que pretende llevar a cabo a base de detalles más que de grandes cambios. Como dividir la poderosa concejalía de Economía y Hacienda en manos de Sánchez Malo, o agrupar Urbanismo y Movilidad. Un movimiento que reforzaría a Inés Sabanés, pero descabalgaría a José Manuel Calvo, el pablista más claro del ayuntamiento. Aunque algunos quieren ver en la jugada una operación para colocar a Sabanés en la sucesión, un miembro del equipo de Carmena descarta la opción. "Tiene que ser alguien con el carisma de Manuela, que no tenga un expediente político como el de Inés, porque eso hoy en día resta", apunta una fuente próxima a Podemos.

Nadie duda que ahora mismo que las especulaciones son eso, especulaciones, pues habrá primarias y cada una de las familias de Ahora Madrid presentará a un candidato potente.

"Los errejonistas presentarán al suyo para acaparar poder para su causa en Madrid, por algo hay que comenzar a rearmarse, e Iñigo está dispuesto hasta a bailar el chotis. Los pablistas buscarán impactar con el suyo. Manuela tendrá su propio candidato, y el resto, igual", explica un concejal, que imagina que hay un interés por poner un tema sobre la mesa que no está en la agenda política.

MÁS:Blogs