BLOGS

El Parlamento español vacío mientras Europa debate sobre Cataluña

04/10/2017 15:12 CEST | Actualizado 04/10/2017 15:12 CEST
EFE

¿Qué tiene que hacer Rajoy más importante que comparecer en el Congreso de los Diputados y dialogar con todos los partidos la respuesta al conflicto en Cataluña?

Hoy miércoles, la Cámara donde reside la soberanía nacional estaba vacía, el hemiciclo cerrado. La actividad se reducía solo a una comisión y una subcomisión previstas desde hace tiempo. Como si no pasara nada, imperaba la rutina. Los escasos diputados que te encontrabas por los pasillos transmitían una sensación de desolación e impotencia ante la ausencia del presidente del Gobierno en el momento más grave de la democracia.

"No entendemos por qué se dilata la comparecencia de Rajoy. En la Junta de Portavoces de ayer se pidió fecha y José Luis Ayllón, secretario de estado de Ralaciones con las Cortes, dijo que no conocía la agenda del presidente. ¿Qué puede haber más urgente ahora mismo en su agenda? Debe venir a contar aquí cómo piensa resolver el conflicto institucional cuanto antes", dice Miguel Gutiérrez, hombre de confianza de Albert Rivera, que pide la aplicación del 155.

La portavoz de En Marea en el Congreso, Yolanda Díaz, corrobora la versión de Gutiérrez sobre el ninguneo del Gobierno a la cámara que representa a todos los españoles. Incluso va aún más allá en el relato de que lo está sucediendo en la carrera de San Jerónimo estos días: "Que esta Cámara esté vacía hoy es una vergüenza. No podemos esperar a la semana que viene cuando Roma arde. Todo lo que se haga en Cataluña tiene que estar avalado democráticamente por este Parlamento. A petición nuestra, ayer en la reunión de portavoces, Ayllón nos dijo que Rajoy no puede venir porque no sabe cuál es su agenda internacional. Sin embargo, yo tengo buena memoria y el propio secretario de relaciones con las Cortes se comprometió con nosotros a que Rajoy no iba a faltar a ninguna sesión de control. Ahora ni siquiera está claro que vaya a estar en la sesión de control de la semana que viene".

'... en estos momentos están más ocupados en el corto plazo que en echarnos este país a las espaldas. Mientras estemos en las pequeñeces de cómo dirigir el relato a los nuestros no hay ninguna solución'.

Mientras tanto, Rafael Hernando, portavoz del PP, se mantiene en las 13 de Rajoy que son siempre las suyas. Se trata de justificar el escandaloso vacío y la falta de política que tienen a la gente con el corazón encogido. "No tiene sentido hacer un debate cuando hay acontecimientos que van a producirse en las próximas horas o en los próximos días".

Al clima de funeral que se extendía por el Congreso han contribuido las asociaciones de guardias civiles que han comparecido en la comisión de Interior. Tras solidarizarse con sus compañeros en Cataluña, han insistido en su precariedad laboral y en lo humillados que se sienten por los diferentes gobiernos. Con este escenario de fondo, una diputada socialista –que pide preservar su identidad- se lamentaba del comportamiento de Rajoy y de su partido en estos tristes días: "Todo esto es un despropósito, Rajoy ayer, hoy o mañana tenía que haber estado aquí porque era la única manera de parar la Declaración Unilateral de Independencia (DUI). Hubieran tenido que venir a esta Cámara PP y PSOE de la mano, olvidándose de sus flancos a la derecha (Ciudadanos) y nosotros, de Podemos. Sacar conjuntamente un mandato que hubiera parado la DUI. Pero en estos momentos están más ocupados en el corto plazo que en echarnos este país a las espaldas. Mientras estemos en las pequeñeces de cómo dirigir el relato a los nuestros no hay ninguna solución".

El diálogo del Rey

Otro de los temas que sobrevolaba en los pasillos es el contenido del discurso del Rey. No deja de asombrar que Felipe VI, en su papel de arbitro y monarca de todos los españoles, no haya incluido la palabra diálogo ni un saludo o una despedida en catalán, algo que hace cuando se dirige al pueblo catalán. Rafael Hernando asegura que el Rey no habló de diálogo porque "nadie lo ha pedido. El Gobierno solo habla con quien le pide hablar".

Para Miguel Gutiérrez (Ciudadanos), el Rey "no introdujo la palabra diálogo porque no puede haber diálogo con quien quiere romper el Estado y se ha saltado todas las leyes, incluso las suyas propias. Otra cosa es que exista un diálogo, eso ya no lo sé".

En el entorno de Pedro Sánchez sí que se echó de menos la palabra diálogo. Incluso algún diputado socialista insinúa que fue el Gobierno quien no dejó al Rey incluir la palabra. Yolanda Díaz (En Marea) tiene otra visión y no acusa únicamente a Rajoy: "No nos engañemos, el Rey es un señor de derechas".