Huffpost Spain
BLOG

Los artículos más recientes y el análisis de la actualidad a través de las firmas de El HuffPost

Pilar Portero y Ana Cañil Headshot

El plan de Pedro Sánchez para dormir en Moncloa

Publicado: Actualizado:
Imprimir

pedro sánchez
Foto: EFE

Después de liquidar definitivamente al equipo negociador con el que intentó el anterior salto a Moncloa, el líder del PSOE ha confiado a su estrechísimo círculo la tarea de componer el complejo puzzle con el que cumplir por fin su sueño de acostarse en la cama en la que todavía duerme Rajoy -después de poner sábanas limpias, claro-. Autoconvencidos de que es difícil pero no imposible y de que el resultado de unas terceras elecciones implicará también negociar y pactar, no están dispuestos a esperar para intentarlo.

El primer paso ha sido sacar de la estrategia a Rodolfo Ares, José Enrique Serrano, Jordi Sevilla o Meritxell Batet. Fuera de foco y encargados de hacer papeles unos y de jugar un papel consultivo otros, dejan vía libre para que el propio Sánchez hable directamente con Pablo Iglesias, como ha hecho ya en varias ocasiones y para que su jefe de gabinete, Juan Manuel Serrano, quede con Irene Montero para plantear un catálogo de escenarios posibles. Solo Antonio Hernando permanece como el link del equipo de confianza del secretario general en el Congreso. Su cometido es entretener a Íñigo Errejón, al que también han sacado de la negociación en Podemos, y darle cancha a Ciudadanos para no romper los puentes mientras tantea a CDC, Esquerra y PNV como posibles aliados en caso de que fructifique la alianza con Pablo Iglesias.

En Convergencia les consta que existen posibilidades reales, aunque remotas, de que pudiera llegar a producirse una entente cordiale entre todas las piezas. "La operación es muy compleja. Pero hay un cambio significativo respecto a la anterior legislatura. Tenemos muchos datos de que esta vez Podemos está buscando un pacto, cuando hasta ahora no había tenido la mínima intención. Esa jugada necesita que el PSOE se ponga de acuerdo con Podemos y luego con nosotros, Esquerra y el PNV. Aún no está en la agenda. Firmaría porque eso estuviera encima de la mesa. Claro que en ese escenario habría que ver como abordar la agenda catalana. Seguro que hay fórmulas. En ningún sitio está escrito que la consulta no es constitucional. Soluciones hay muchas pero no ha llegado el momento de plantearlas. Lo primero, sin embargo, es "ver si llega vivo Sánchez al comité federal" dice una fuente del CDC que está en el ajo de los contactos.

Tenemos muchos datos de que esta vez Podemos está buscando un pacto, cuando hasta ahora no había tenido la mínima intención


Si esos son los problemas, en el PSOE de Sánchez también tienen soluciones. Ante el posible veto de los barones a tal planteamiento, en la dirección responderán con la consulta a las bases que aunque no es un referéndum vinculante, expresaría el divorcio entre la militancia y los barones con mando en plaza que amagan con sublevarse. "Por el momento han amenazado pero nadie ha dado el paso. El comité federal está compuesto por 250 personas, no sólo por el puñado que se pronuncia en los medios y que se opuso a apoyar la investidura de Rajoy a pesar de que ahora expresen lo contrario", recuerda una fuente de Ferraz.

Respecto al debate sobre la consulta catalana, un dirigente socialista próximo a Sánchez entiende que entre las diversas opciones que apuntan desde el partido de Homs, existe la posibilidad de que la consulta se incorpore al debate de la Constitución o que "tal y como planteó Rubio Llorente, se haga una interpretación laxa y se acepte que el referéndum es consultivo".

En el milagroso caso de que las cosas progresen hasta ese punto, los críticos socialistas aseguran que "si al final sale esto, que es lo que Iglesias ya aventuró la misma noche del 20D, será Podemos el que habrá abducido al PSOE. Significaría que el PSOE se integra en Podemos y no al revés. Pedro Sánchez sólo escucha a quien le dice lo que quiere oír y esto nadie de su entorno se lo dice. Está aislado".

Por lo pronto, se ha dado un primer paso, que en Podemos se observa con mucha precaución y con una premisa: "Sólo si entramos en el gobierno será posible un acuerdo. Es complicado que todo encaje", reconoce un dirigente del partido de Iglesias.

La posibilidad de un tripartito en Galicia, si finalmente se demuestra que las encuestas se equivocan como el 26 J, impulsaría el acuerdo que pretende el equipo de Sánchez


La posibilidad de un tripartito en Galicia, si finalmente se demuestra que las encuestas se equivocan como el 26 J, impulsaría el acuerdo que pretende el equipo de Sánchez. "Estamos sistemáticamente infravalorando al PSOE. Puede darse un empate con En Marea", señala un destacado demóscopo, que ve difícil que Feijóo pierda la mayoría absoluta. También puede que el PNV necesite del PSOE para gobernar en Euskadi. "A Urkullu parece que le va a ir bien, según los sondeos, aunque sin mayoría absoluta. La duda es si Bildu y Podemos sumarían. Todo apunta a que el PSE o el PP tendrán que apuntalar al PNV" aventura el demóscopo.

Y si fracasan los intentos por formar un gobierno alternativo a Rajoy, al menos en la hoja de servicio figurará que no será porque no se haya intentado. Otra cosa es que los electores, cada vez más ajenos a los movimientos de los partidos, tomen nota a la hora de ir a votar por tercera vez en un año.