BLOGS

La realidad cruza la cara al 'susanismo'

04/05/2017 19:11 CEST | Actualizado 04/05/2017 19:11 CEST

EFE

En menos de media hora, a Susana Díaz le han caído dos tortazos sonoros. El primero, la aprobación del primer trámite parlamentario de los presupuestos sin los socialistas, lo que evidencia que no se necesitaba la abstención del PSOE para la gobernabilidad del país. El segundo, que Pedro Sánchez -contra el aparato, contra Felipe González y Zapatero- se ha quedado a sólo 5.000 avales de la candidata oficial, Díaz. "Lo que se ve es que Andalucía está con ella, y el resto, en contra", asevera un diputado socialista que apoya a la andaluza.

Antonio Pradas, uno de los pesos pesados del susanismo en el Congreso, ha sido de los primeros en abandonar el hemiciclo. Sale circunspecto. ¿Esta aprobación del primer trámite parlamentario de los presupuestos sin el PSOE demuestra que la abstención para que gobernara Rajoy no era imprescindible? "En absoluto, no es lo mismo una aprobación de presupuestos que una investidura", dice sin querer entrar a valorar aquella afirmación de los barones y la gestora de que iban a gobernar desde la oposición.

Hoy, el Gobierno se jactaba de lo contrario. Creen que ha sido una jugada maestra. El mismo Cristóbal Montoro, el artífice de los Presupuestos, entre felicitaciones y apretones de mano de los suyos, respondía: "Exactamente eso, no son imprescindibles para gobernar". "Esto demuestra que no se necesita al PSOE para gobernar", dice también José Luis Ayllón, secretario de Estado de Relaciones con las Cortes.

Los únicos que exhibían hoy su buen humor en el PSOE eran los once diputados 'sanchistas', que han posado juntos en el patio, mostrando su euforia por pisar los talones a la líder andaluza.

Nadie en el PP a quien preguntaras evitaba una expresión de regocijo en su rostro. El portavoz Pablo Casado sostiene que "se demuestra que el PP es capaz de llegar a acuerdos con otros partidos, y por eso hay presupuesto. De todas formas, seguiremos negociando con el PSOE".

Su compañero Javier Maroto, vicesecretario del PP, mantiene una línea similar sobre el papel del PSOE: "Así es. Cuando los partidos de la gobernabilidad deciden no apoyarse, el hueco que dejan lo llenan otros. La agenda de las primarias ha pesado más para ellos que la de España".

Descompuestos, los diputados socialistas trataban de digerir las bofetadas. Patxi López, pálido, según él, de "tanto estar metido en las casas del pueblo" mientras recorre el territorio, reconoce que "lo que demuestra la aprobación de esta mañana es que había otra alternativa" frente a la abstención. El tercer candidato a las primarías estaba comentando las noticias de la mañana con algunos de los suyos, quienes han lamentado "el ridículo que estamos haciendo los socialistas" a la vista de que Rajoy resolvía con éxito la votación de hoy mientras ellos siguen desangrándose. Porque los 5.000 avales de diferencia entre Sánchez y Díaz sólo pronostican más tensiones.

Otras dos señorías cercanas al susanismo eran más optimistas y no se dejaban derrotar. Para Ignacio Urquizu, el Gobierno "ha construido una mayoría. Nosotros aquí estamos cumpliendo nuestra función, que es controlar y legislar. Pero los que gobiernan son los ministros, no los parlamentarios". Y para la portavoz de Igualdad, Ángeles Álvarez, "hay que diferenciar entre la votación para un presidente del Gobierno y esto de los presupuestos, que basta con deshacer el empate con una mayoría real".

El hecho es que hoy, en el Congreso de los Diputados, había dos –o tres- PSOEs. Las mentes de sus diputados estaban desdobladas. Votaban 'no' al primer trámite de los Presupuestos Generales del 2017 mientras permanecían pendientes de la pantalla de su móvil. Y en estado de shock iban conociendo los datos de los avales que se estaban presentando en Ferraz. "Seguro que están inflados los datos de Pedro Sánchez. Cuando se revisen, comenzará a descender la cifra", apuntaban una diputada susanista incrédula y un expresidente autonómico de la vieja guardia, que sin problemas decía que "esto es obra de Andrés Perelló", el asesor jurídico de Sánchez.

Los únicos que exhibían su buen humor eran los once diputados sanchistas, que han posado juntos en el patio, mostrando su euforia por pisar los talones a la líder andaluza y divertidos por la escapada de los susanistas a la búsqueda de una explicación sobre lo que ha pasado.

OFRECIDO POR NISSAN