BLOGS

Rajoy abusa del Photoshop

20/02/2013 20:35 CET | Actualizado 22/04/2013 11:12 CEST

Rajoy se ha revelado en este debate como un experto en Photoshop político, retocando la realidad de la foto de su primer año de Gobierno, mientras Rubalcaba se servía de la crudeza del retrato. El presidente buscaba enfocar su gestión en cómo habría sido de negro el panorama si no llega a poner en práctica su batería de reformas, para justificar así todos los sacrificios a los que nos está sometiendo. Se ha iluminado a sí mismo como el estadista que ha logrado aflorar las exigencias de Bruselas y ha anunciado reformas, la mayoría ya conocidas. Todo eso en menos de hora y media y sin tomar un trago de agua, como subrayaba Celia Villalobos al terminar, como si fuese un hito. Rubalcaba tampoco ha probado el agua por la tarde, quizá para no ser menos que Rajoy. Eso sí, nada más acabar sus respectivos discursos, ambos se han metido un caramelo en la boca para salivar y neutralizar la acidez.

Si esperabais que fuesen a concretar en algo qué tal va lo nuestro en sanidad, educación, paro, desahucios, porque de que fluya el crédito ni hablamos, solo ha habido ambigüedades. En lo que sí parecen acercar posiciones es en un catálogo de medidas contra la corrupción, que habrá que ver en qué queda, y en algún acuerdo sobre Europa. Vamos, pactos en lo que les interesa para salvar el pellejo.

En un intento por fomentar la autocrítica y que florezca el espíritu conciliador hemos tratado de acercar los unos a los otros. Preguntamos a la oposición qué ha sido lo más interesante del discurso de Rajoy y al PP qué ha sido lo más flojo del discurso de su líder.

LO MEJOR DE RAJOY:

  • Elena Valenciano (PSOE): "Qué difícil me lo pones. Está desorientado de principio a fin. Habla de otro país".
  • Ramón Jáuregui (PSOE): "Creo que le puede salir bien si la economía crece en los dos últimos años. Ha hecho un relato eficaz pero falso".
  • López Garrido (PSOE): "Lo bueno es que ha sido un discurso bien estructurado, nada más".
  • Inma Rodríguez Piñero (PSOE): "Las medidas anticorrupción me han parecido bien, aunque algunas ya las había planteado Rublacaba. En el resto, Rajoy está en el país de las maravillas".
  • Gaspar Llamazares (IU): "Es un cínico donde los haya y lo que ha hecho bien es ocultar con un humo eficaz sus responsabilidades políticas y personales. Una buena cortina de humo eficaz".
  • Joan Coscubiela (ICV): "Lo mejor ha sido su cinismo".
  • Ana Oramas (Coalición Canaria): "Lo más acertado, el plan de empleo juvenil. Y hasta el 100% de exenciones para cierto tipo de contratos".
  • Joan Tarda (ERC): "Si fueran sinceras y ciertas, lo mejor serían las medidas contra la corrupción. Ahora, en el momento en que no incluye a la casa real, el señor Rajoy pone en cuestión su honestidad política".

LO MÁS FLOJO DEL DISCURSO DEL PRESIDENTE

  • Esteban González Pons (PP): "Nada. Mis aplausos han sido lo más flojo".
  • Ana Pastor (PP): "Todo me ha parecido estupendo".
  • José Ignacio Wert (PP): "No he visto nada flojillo. Todo ha sido impecable".
  • José Manuel García-Margallo (PP): "A mí no me ha parecido nada flojillo. Me ha parecido redondo y muy bien estructurado".
  • Betina Rodríguez Salmones (PP): "Me ha parecido muy bueno. El año pasado solo hablábamos de rescate y prima de riesgo. Esto hoy no se ha mencionado. Y como dice Rajoy, nos dejamos ayudar pero no dirigir. Y no ha ocultado la angustia de seis millones de parados".
  • Alfonso Alonso (PP): "Ha sido el mejor discurso que ha hecho nunca. Y a los diputados les ha gustado mucho".
  • Celia Villalobos (PP): "No ha estado nada flojo. Ha sido un discurso espléndido. Muy puesto en la realidad. La anécdota es que no ha probado el agua".
  • Elvira Rodríguez (PP): "¿Algo malo? Uff, que le ha sobrado un poco de tiempo, pero no le sobraba ni una sola de las partes del discurso".

Después de lo cual, se han ido tan satisfechos a comer. A las cuatro en punto, Rubalcaba se ha subido al photocall en que se ha convertido la tribuna del Congreso y ha ido deshaciendo uno a uno los filtros del Photoshop de Rajoy. Ha repasado los problemas que más preocupan a la calle y ha sacado réditos al drama nacional, hasta tal punto que el presidente le ha dicho "usted no tiene el patrimonio de los sentimientos. Reivindico los mismos sentimientos que usted, como mínimo". El líder del PSOE ha aprovechado para justificar por qué pidió la dimisión de Rajoy, sobre todo para serenar el debate interno en su propio partido, evitando reeditar el "váyase señor Gónzalez" que inició Aznar en el año 94 en otro debate como este. A lo que Rajoy ha advertido a Rubalcaba: "No me interesa su dimisión". Por lo demás, ambos han competido por ver quién era capaz de ir más atrás en el tiempo en reproches de la herencia recibida y han jugado a ofrecerse mutuamente pactos que nunca llegan a concretarse.

Les toca ahora el turno de ser constructivos con el contrario a los dirigentes del PP y críticos con su jefe, a los socialistas.

LO MEJOR DE RUBALCABA

  • Jorge Moragas (PP): "La actitud con respecto a la oferta de pacto contra la corrupción".
  • Alfonso Alonso (PP): "Ha bajado el tono en la tribuna, ha estado menos hosco, menos agrio. Y que no está cerrado a acuerdos".
  • Carlos Floriano (PP): "Creo que aunque no lo ha querido decir explícitamente, en su intervención late una voluntad de acuerdo con el tema europeo".
  • Carlos Aragonés (PP): "Su afán pactista en todo".

LO MÁS FLOJO DEL DISCURSO DE RUBALCABA

  • Elena Valenciano (PSOE): "No ha habido nada flojo. Ha estado fortísimo en todo. Ha entrado en el fondo de los problemas. Rubalcaba habla de lo que le pasa a la gente de este país".
  • Inmaculada Rodríguez Piñero (PSOE): "Lo único que no me ha gustado ha sido la referencia a Teresa de Calacuta, por decir algo, pues me ha encantado su intervención".
  • Diego López Garrido (PSOE): "No le he visto defectos".

Mientras, en los pasillos no se perdía el humor. Los espías de Método 3 eran el chiste preferido entre los políticos. "Vente a esta esquina a hablar, que aquí en medio cualquiera puede estar grabando", decían los diputados. Todo el mundo miraba sospechosamente a Barreda -uno de los supuestamente espiados-, no fuese a llevar algún micrófono colgando. Entre los periodistas, la coña era cuándo aparecería Bárcenas en la tribuna de invitados a la espalda de Viri, la mujer de Rajoy. Y el más cruel de todos, la razón por la que ni Rajoy ni Rubalcaba han probado el agua: "Los problemas de próstata. Así no tienen que ir al baño. La edad no perdona".

Cara a cara Rajoy-Rubalcaba

Reacciones al #DEN2013

Estilo en el Congreso