BLOGS

¿Cómo pierdo peso tras dar a luz?

01/07/2017 10:24 CEST | Actualizado 01/07/2017 10:24 CEST
Getty Images/iStockphoto

'¿Cómo pierdo peso tras dar la luz?'apareció originalmente en Quora, un lugar para adquirir y compartir conocimiento y entender mejor el mundo.

Respuesta de Fabiola Rodríguez, fitness blogger en mamimaravilla.wordpress.com:

Yo tengo 3 hijos. Uno nació por parto natural y dos nacieron por cesárea, y sí pude recuperar mi peso de antes del embarazo, así que tengo algo de experiencia en la recuperación postparto.

Es probable que te den muchos consejos para recuperar la figura, tales como baños de hierbas, masajes, fajas o dar pecho. Sin embargo, ninguno de esos remedios me sirvió a mí para perder peso después de dar a luz.

Debes recordar que la pérdida de peso debe ser a tu propio ritmo. No es lo mismo tener un hijo por parto natural a los 25 años que tener un bebé por cesárea a los 35 años. Sé paciente y constante y verás resultados.

Lo primero que debes hacer es seguir las instrucciones del médico al pie de la letra para que no tengas problemas que puedan complicar tu recuperación. Tu médico es el que te va decir cuándo puedes reanudar tus actividades normales y cuándo puedes empezar a hacer ejercicio.

Usar faja es muy recomendable, pero no para perder peso sino para mantener una buena postura. Mantener la espalda recta te va a ayudar a recuperar la figura porque así vas a fortalecer tu espalda y tu abdomen, los cuales queden muy debilitados después del embarazo. Fortalecer estos músculos es básico para reducir la panza, así que cuida mucho tu postura.

Tu alimentación es el factor más importante que te va a ayudar a recuperarte, así que debes ser muy disciplinada en este aspecto.

En este momento, no es conveniente que te pongas a dieta, pero sí tienes que alimentarte de la forma más saludable posible. Hay que elegir los alimentos más nutritivos posibles que no contengan demasiada grasa saturada, ni sal ni azúcar.

Debes consumir proteína, que está en la carne magra, pollo, pescado, huevos y lácteos con poca grasa. Debes consumir muchos vegetales y frutas, por lo menos una porción en cada comida. También busca fuentes de grasas buenas como el aceite de oliva, el aguacate y las nueces o semillas. Los cereales deben ser integrales y de preferencia que no sean cereales procesados de los que se venden en paquetes en los supermercados, sino naturales como la avena.

Si quieres perder el peso que ganaste durante el embarazo, tendrás que olvidarte de la comida rápida, de los alimentos procesados, de las golosinas, de los antojitos y de cualquier cosa que sea muy dulce, muy salada o muy grasa.

Es muy común acostumbrarnos a comer a nuestro antojo durante el embarazo, pero después de dar a luz esto es muy perjudicial. Si no cuidas tu alimentación, nunca vas a perder la grasa acumulada y eso será dañino para tu salud.

Tomar agua es de vital importancia, sobre todo si estás lactando. El agua también te va a ayudar a desinflamarte y a mejorar tu digestión. Olvídate de los refrescos y empieza a tomar solo agua natural.

Con respecto al ejercicio, consulta con tu médico para ver cuándo puedes empezar a caminar y hacer otro tipo de ejercicios.

Salir a caminar es lo mejor que puedes hacer en la etapa postparto. Al principio, estarás cansada, dolorida y a punto del colapso por la falta de sueño. Sin embargo, con el paso de los días podrás organizar algún tipo de rutina, y salir a caminar debe ser parte de ella.

La actividad física es lo que más ayudará a tu cuerpo a recuperarse. Si te quedas sentada o acostada, puedes tener problemas y complicaciones más adelante.

Puedes caminar aunque todavía no pasen los cuarenta días y aunque te hayan hecho cesárea. Al principio, será difícil, pero debes caminar todos los días. Empieza con 5 ó 10 minutos y poco a poco aumenta el tiempo hasta llegar a 30 minutos de caminata. Puedes aprovechar para sacar a pasear a tu bebé.

La actividad física es lo que más ayudará a tu cuerpo a recuperarse. Si te quedas sentada o acostada, puedes tener problemas y complicaciones más adelante. Yo empecé a caminar 10 días después de la cesárea, pero recuerda ir a tu propio ritmo. Lo importante es empezar a moverse.

Ejercitar tu abdomen también es importante. Después del embarazo y el parto o la cesárea, los músculos de tu abdomen están flácidos y distendidos. Con el tiempo, tu cuerpo los regresará a su posición, pero también hay que hacer un poco de ejercicio para que los músculos recuperen su forma original.

Este ejercicio lo puedes hacer en cuanto te sientas cómoda. Puede ser inmediatamente después del parto, o unas semanas después de la cesárea. Yo empecé a hacer este ejercicio en cuanto se me quitó el sangrado, pero tú ve a tu propio ritmo.

No pienses que no puedes ejercitar el abdomen porque te hicieron cesárea. Todo lo contrario. Con más razón hay que rehabilitar esa zona. Si tu médico te dice que tu herida ha sanado, entonces puedes hacer este sencillo ejercicio.

Recuéstate en tu cama o en un tapete. Pon tus brazos a los lados y dobla las rodillas. Ahora, inhala y deja que el aire llene tu pecho y tu abdomen. Después, saca el aire al tiempo empujas tu ombligo hacia adentro y contraes los músculos del abdomen y los glúteos. Trata de mantener esa posición durante unos segundos. Por último, vuelve a tomar aire y a extender el abdomen.

Haz por lo menos 10 repeticiones todos los días. También puedes hacer este ejercicio mientras estás sentada o de pie. Si te hicieron cesárea, tal vez sientas un ligero tirón en la herida, pero no pasa nada. Si sientes dolor, detente y consulta con tu médico.

Otra zona del cuerpo que queda muy distendida es el suelo pélvico. Hay que rehabilitarlo lo más pronto posible para evitar molestias a futuro.

Para eso, hay que hacer ejercicios kegel. Estando sentada, de pie, o acostada con las rodillas dobladas, contrae los músculos de tu suelo pélvico como si quisieras detener el flujo de la orina. Mantenlos de esa forma durante unos segundos y luego relájate. Haz una serie de 10 repeticiones. Trata de hacer este ejercicio todos los días.

Hacer ejercicio es esencial para recuperar la figura, aplanar el abdomen y rehabilitar tu cuerpo. Cuando ya te sientas más fuerte, puedes empezar con una rutina de ejercicio. Yo empecé a ejercitarme dos meses después de la cesárea, pero recuerda que es distinto para cada una.

Lo mejor es comenzar con ejercicios de bajo impacto, es decir, que no tengas que saltar o correr. También debes tener cuidado de no hacer movimientos muy bruscos porque tus articulaciones todavía están distendidas.

Tal vez tengas miedo de hacer ejercicio, pero los beneficios son enormes y ayudarás mucho a tu recuperación. Al paso de los meses, te fortalecerás y podrás hacer cualquier ejercicio que quieras, sin importar que te hayan hecho cesárea o no.

Para realmente reducir la barriga, tendrás que quemar la grasa abdominal, y eso solo lo lograrás haciendo ejercicios que te hagan sudar y que te quiten el aliento. Recuerda ir poco a poco. Pero eso sí, lo único que te hace daño es quedarte sentada.

Por último, debo decirte que el ejercicio sí se puede combinar con la lactancia. No es cierto que se te vaya la leche. Solo te recomiendo dar el pecho antes de hacer tus ejercicios y usar un buen sujetador deportivo.

No te olvides de tomar agua mientras te ejercitas para reponer líquidos. Cuando termines, báñate antes de darle otra toma a tu bebé. Yo estuve combinando la lactancia con el ejercicio durante más de un año y ni mi bebé ni yo tuvimos ningún problema.

Espero que estos consejos te sean útiles en tu recuperación, y muchas felicidades por recibir a un lindo bebé.

Esta preguntaapareció originalmente en Quora, un lugar para adquirir y compartir conocimiento, capacitando a la gente a aprender unos de otros y comprender mejor el mundo. Puedes seguir a Quora en Twitter y Facebook. Más preguntas: