Huffpost Spain
BLOG

Los artículos más recientes y el análisis de la actualidad a través de las firmas de El HuffPost

Rachael Yahne Headshot

11 cosas para las que la vida es demasiado corta

Publicado: Actualizado:
HAPPY WOMAN
evgenyatamanenko via Getty Images
Imprimir

Este post está pensado para hacerte sentir mejor instantáneamente. Deja a un lado las preocupaciones y reserva toda tu atención para las cosas verdaderamente importantes. ¡La vida es muy corta! Sobre todo como para preocuparte por estas 11 cosas en las que no deberías perder el tiempo:

1. Pasar del gimnasio UNA vez

Está bien tomarse días libres sin reprocharte que eres un fracaso de persona por haberlo hecho. Como se suele decir, hace falta ir al gimnasio más de un día para tener un cuerpo mejor, pero también hace falta algo más que darse un día una comilona para arruinar días y días de esfuerzo.

2. Llorar por un mal novio o una mala novia

Antes de conseguir el título de novio o novia, ya puede hacer méritos para ganárselo. Y si te hace llorar o te deja en casa haciéndote sentir lástima de ti mismo, no merece la pena. No tienes tiempo suficiente como para malgastarlo en casa llorando.

3. Trabajar de algo que odias

Deja ese trabajo para alguien a quien pueda gustarle, y gasta tu preciada energía y tu limitado tiempo en algo que te realice. La vida es demasiado corta como para pasarse amargado 40 horas a la semana.

4. Insultarte

En el espejo del baño, al mirar tus fotos de Instagram, al probarte ropa... Todas esas oportunidades para criticar tu físico son también oportunidades para respetarte a ti mismo, hacerte cumplidos, ser tu propio club de fans y fortalecer tu autoestima.

5. Llevar ropa interior incómoda

Sí, en serio.

6. No compartir tus sueños con tus amigos, familiares o seres queridos

Si no compartes tus metas y sueños con tus amigos, familiares o seres queridos, no sabrán cómo apoyarte o animarte. Y si no compartes qué es lo que quieres crear o hacer, no tienes derecho a esperar que el apoyo aparezca por arte de magia. Las palabras son la mejor herramienta de reclutamiento que posees.

7. Ser demasiado vago como para hacer cambios en tu vida

Las excusas consumen mucho tiempo: tienes que inventártelas, repetirlas hasta que te las crees y después utilizarlas en los ámbitos en los que deberías actuar. Déjalo ya.

8. Compararte con los demás

Por mucho que desees ser otra persona, no vas a dejar de ser quien eres. Empieza a centrarte en hacer de ti mismo la persona que quieres ser.

9. No gastarte el dinero en viajes y aventuras

Hay demasiadas playas, montañas, arroyos, hamacas, bodegas, azoteas, acantilados y rascacielos geniales como para no salir a verlos. Tienes tiempo para viajar antes de que sea demasiado tarde y ¿qué mejor que gastarte los ahorros en descubrir lugares nuevos?

10. Criticar a los demás

No te va a hacer sentir mejor contigo mismo, solo va a hacer que parezcas una persona infeliz y cruel. A nadie le gusta rodearse de personas que critican.

11. Valorar más las opiniones de los demás que las tuyas

La única opinión de la que te puedes fiar sobre tu vida y tus decisiones es la tuya. Eres la única persona que ha vivido toda tu vida, y eres la persona que mejor te conoce. Confía en ti. Tú sabes lo que es mejor para ti.

***

Rachel Yahne es bloguera galardonada, escritora y superviviente de un cáncer. Puedes leer (en inglés) más artículos suyos sobre bienestar, objetivos, pasiones y grandes preguntas de la vida en HerAfter.com. Aquí puedes conseguir copias de sus libros sobre vida sana para Kindle.

Este post fue publicado originalmente en la edición estadounidense de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés por Lara Eleno Romero.