BLOGS

Sobre exorcismos y reliquias

12/10/2012 08:16 CEST | Actualizado 11/12/2012 11:12 CET

Como expliqué en otro texto, el 40% de los polacos que se declaran católicos asiste a misa. Es una cifra elevada pero que marca una tendencia descendente ya que en los años 80 era el 50%. Ante este descenso la Iglesia católica polaca no se ha quedado de brazos cruzados y ha abierto diferentes frentes para revertir esta tendencia. Uno de estos frentes se centra en aspectos que podríamos denominar populistas, como el retorno al uso de reliquias como reclamo.

Disponer estos días de una reliquia de Juan Pablo II, una figura respetada y sentida en Polonia por una amplia mayoría, ya sean creyentes o no, se ha convertido en un seguro que garantiza la asistencia a misa de numerosos feligreses.

Así que ahora es posible encontrar en las iglesias de una decena de parroquias reliquias como cabellos, fragmentos de sotana o sangre pertenecientes al Papa polaco. La sangre procede de un análisis que le realizaron, previo a una traqueotomía, durante sus últimos días de vida. El cardenal Dziwisz, amigo y compañero en los años vaticanos de Juan Pablo II, recibió dos ampollas con la sangre papal. Y es a él a quien debe dirigirse una parroquia si quiere disponer de esta reliquia. Si no se consigue, las parroquias también pueden solicitar ser punto de paso de reliquias en peregrinaciones organizadas para satisfacer la demanda de los feligreses. Estos eventos atraen a muchos fieles, quienes de esta forma se sienten más cerca de Juan Pablo II, considerado ya santo por muchos de ellos.

Este culto a la sangre y a otras reliquias de Juan Pablo II, algunas de las cuales han sido utilizadas en exorcismos según se recoge en los documentos de su proceso de beatificación, ha provocado críticas dentro de la misma Iglesia polaca. En un artículo dedicado a este tema publicado este septiembre por el semanario polaco Polityka se cita al jesuita Krzysztof Mądel, quien considera que si una ampolla con sangre se convierte en una reliquia, se estará volviendo a tiempos medievales y al catolicismo mágico. Por otra parte, el padre Grzegorz Ryś avisa de que si los fieles se centran más en el culto a las reliquias en vez de en las enseñanzas de Juan Pablo II, el culto al Papa polaco se convertirá en una caricatura.

Pero no son ellos quienes deciden dentro de la Iglesia católica polaca sino el cardenal Dziwisz, quien defendió la ciudad de Cracovia de las inundaciones con una reliquia de San Estanislao y ha ayudado al piloto Robert Kubica a curarse con la sangre del Papa polaco.

En este contexto de retorno al "catolicismo mágico" en palabras del jesuita Mądel, no es de extrañar la aparición este mes de septiembre de una publicación mensual dedicada al exorcismo titulada Egzorcysta y con una tirada inicial de 15.000 ejemplares.

2012-09-24-egzorcysta.jpg

Durante la presentación de la revista, el padre Aleksander Posacki, profesor de filosofía y teología, demonólogo y exorcista, afirmó que el número de exorcistas en Polonia en los últimos 15 años ha pasado de cuatro a más de 120. En su opinión, "esto se debe indirectamente al cambio de sistema, el capitalismo crea más oportunidades para hacer negocios en el campo del ocultismo. Predecir el futuro se ha convertido incluso en una categoría de trabajo para el fisco". Es decir, el capitalismo conlleva que sea más fácil caer en la tentanción y en malas prácticas relacionadas con el ocultismo y el esoterismo. "Si la gente puede ganar dinero con eso, por supuesto que eso va a prosperar y el daño espiritual aumentará también", añadió, recordando a la vez que el exorcismo auténtico es absolutamente gratuito. En cambio, suponemos que el objetivo de la publicación será obtener beneficios y que sin ellos no durará mucho. Y es que es muy difusa la línea que separa el uso mercantil y el uso espiritual de las reliquias y publicaciones sobre exorcismo, si es que realmente existe.

NOTICIA PATROCINADA