BLOGS

Océanos con menos oxígeno

09/04/2017 09:08 CEST | Actualizado 19/04/2017 07:29 CEST

Getty Images/iStockphoto

Oxígeno, oxígeno y más oxígeno, es lo que nos han enseñado cuando hemos preguntado sobre la vida en nuestro planeta. El oxígeno es un elemento clave para la supervivencia de la mayoría de las formas de vida que conocemos y gracias a su presencia en la atmósfera se ha desarrollado la gran variedad de seres vivos que nos rodea. Este elemento proviene en su gran mayoría de microalgas (fitoplancton) que viven en el océano y han sido necesarios centenares de millones de años para que se acumulara oxígeno en la atmósfera para el desarrollo de especies terrestres.

Un estudio reciente ha puesto en evidencia que la concentración de oxígeno en el océano ha disminuido en las últimas décadas, en especial en ciertas zonas como el Pacífico Norte y el Atlántico Sur. La pérdida de oxígeno global en el océano ha sido del 2% en las últimas cuatro décadas y uno de los datos más sorprendentes es que esta reducción de oxígeno no ha sido homogénea en toda la columna de agua sino más acusada en las capas a media profundidad (500 metros).

Pero, ¿por qué se está produciendo este fenómeno? ¿Qué procesos son los responsables de que ocurra el empobrecimiento de oxígeno en aguas oceánicas profundas?

Las consecuencias de la disminución de oxígeno en los océanos son impredecibles.

Esto es debido principalmente al incremento de temperatura de las masas de agua implica que la solubilidad del oxígeno sea menor. En agua más caliente, las moléculas de oxígeno aumentan su energía cinética, dando lugar a que se rompan los enlaces intermoleculares entre el agua y el oxígeno, de esta forma el agua no atrapa al oxígeno y éste se desprende. Otro factor a tener en cuenta es que en los últimos años se ha observado una ventilación menor de las capas profundas del océano, debido a que se ha producido una estratificación del agua en las capas superficiales que impide la mezcla con agua fría situada a más profundidad. Este proceso es una consecuencia del incremento de la temperatura en las capas más superficiales de agua oceánica, que llegan hasta profundidades de centenares de metros.

Las consecuencias de la disminución de oxígeno en los océanos son impredecibles, pero los científicos han empezado a desarrollar modelizaciones para conocer cómo serán los posibles escenarios que nos encontremos en el futuro.

¿Cuáles son los primeros procesos que pasan por tu cabeza cuando imaginas océanos con menos oxígeno en las próximas décadas?

NOTICIA PATROCINADA