BLOGS

La razón por la que (no) has de viajar a Ciudad de México

22/05/2017 07:28 CEST | Actualizado 22/05/2017 13:15 CEST

Wikipedia
Ciudad de México

Una de las imágenes que tengo grabadas en mi mente fue aquella noche en la que mi avión despegó del aeropuerto de Ciudad de Mexico. Esos puntos de luz perdiéndose en el horizonte me hicieron ver que la ciudad donde había pasado el último mes no era grande, era infinita.

Regresé frustrado por todo lo que no me dio tiempo a conocer. Por ello, la mejor recomendación que puedo darte es que si no dispones de mínimo cinco semanas, no pierdas el tiempo en venir a conocer esta ciudad. En el mundo hay cientos de ciudades mucho más pequeñas, aburridas y menos interesantes que la capital mexicana.

Si finalmente decides no hacerme caso y vas a viajar unos días por la capital mexicana, aquí te dejo alguna sugerencia. Eso sí, luego no te quejes si acabas malhumorado por no haber tenido tiempo de conocer, ni tan siquiera, una mínima parte de todo lo que ofrece Ciudad de México. Avisado estabas.

1.- Plazas históricas de la Ciudad

Las plazas de El Zócalo y Tlatelolco albergan algunos de los edificios históricos de la ciudad. La Catedral Metropolitana, el Palacio Nacional, Palacio del Ayuntamiento, las ruinas de Tlatelolca o el Colegio de Santa Cruz muestran en tan sólo dos plazas la grandeza y legado histórico de esta ciudad.

2.- Bosque de Chapultepec

Con 678 hectáreas es uno de los parques urbanos mas grandes del mundo. No pienses que sólo es una basta extensión de vegetación. Dentro del bosque hay multitud de museos y espacios de ocio que requieren varios días conocerlos. Si tienes que elegir alguno, El Museo de Antropología y el Castillo de Chapultepec son los imprescindibles.

3.- Gastronomía

La UNESCO declaró a la gastronomía mexicana Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por su historia, variedad y excelencia. Dicen que hasta que no pruebas los tacos en alguno de los miles de puestos callejeros de la ciudad no conoces México. Igualmente, reserva algún día para probar alguno de los elaborados platillos de la nueva cocina mexicana en los elegantes restaurante de la colonia Condesa o la colonia Polanco.

4.- Mercados

Los mercados son una radiografía de la cultura y la sociedad del país. Hay mercados de todo tipo y en cada barrio. El mercado de artesanías de la Colonia San Angel, el de alimentos de San Juan, el de flores de Jamaica, el religioso de Villa Guadalupe o el que más nos fascina a los visitantes; el mercado de la brujería de Sonora. Sí, en los mercados Ciudad de México puedes comprar un kilo de naranjas, un geranio y un conjuro.

5.- Palacio de las Bellas Artes

Es uno de los centros culturales más importantes del país. Por su auditorio han pasado los más grandes artistas y de sus paredes cuelgan las obras de los grandes muralistas mexicanos. Pero si tienes oportunidad, no te pierdas una actuación del Ballet Folklórico de México en este templo de la cultura.

6.- Xochimilco

Mucho antes de que los gondoleros pasearan por la monumental Venecia, en la época prehispánica ya navegaba los canales de Xochimilco. Es tradición en Ciudad de México venir a celebrar cualquier evento a estos canales alquilando una colorida embarcación llamada trajinera. Las celebraciones son al más puro estilo mexicano; mucha comida, buen mezcal, rancheras y todo el mundo invitado a la trajinera.

7.- Tarde de lucha libre

No discutas con un mexicano si la lucha libre en un deporte o es un espectáculo. Lo importante es acudir al Arena México una tarde de lucha, comprarte una mascara y dejarte llevar por la emoción. Los luchadores enmascarados son ídolos entre los aficionados. Al lado de un combate estelar entre Rudos y Técnicos, un Madrid-Barça es tan apasionante como una partida de petanca.

8.- Legado de Frida Khalo y Diego Rivera

Posiblemente los mexicanos más admirados de mundo son Frida y Diego. La vida y la obra de estos artistas está concentrada en su querida Ciudad de México. Sin duda la Casa Azul en la colonia de Coyoacán es el lugar más visitado por los admiradores de la pareja. Sin embargo hasta que no hayas visitado la colección de murales de Rivera en el Palacio de las Bellas Artes y el Museo Dolores Olmedo, no podrás presumir de conocer a esta fascinante pareja.

9.- Tarde de mariachis en la Plaza Garibaldi

¿Puede haber algo más mexicano de un mariachi? Sí, un mariachi tocando rancheras mientras tomas un mezcal. Esto es lo que vas a encontrar en la Plaza Garibaldi un sábado por la tarde, la pura esencia del folklore mexicano.

10.- Noche en la Colonia Roma

Se podría decir que la Colonia Roma es el distrito de trendy de la ciudad. Si Garibaldi representa la tradición, Colonia Roma es la modernidad. Aquí encontrarás todo tipo los restaurantes, cervecerías, bares de copas y discotecas necesarios para ver amanecer el domingo.

ESPACIO ECO