Huffpost Spain
BLOG

Los artículos más recientes y el análisis de la actualidad a través de las firmas de El HuffPost

Samantha Rodman PhD Headshot

¿Debería seguir con mi matrimonio aunque no haya sexo?

Publicado: Actualizado:
MARIAGE_SANS_SEXE
Alamy
Imprimir

Esto es lo que ha escrito la lectora Abstinente Triste:

Mi marido y yo llevamos juntos 20 años y nos casamos hace nueve. Estamos cerca de los 50, no tenemos hijos ni muchos amigos ni familia: estamos solos. Hace unos años, mi marido empezó a perder el interés por el sexo. Cada vez que intentaba hablar con él sobre el tema (él nunca lo mencionaba) y le preguntaba si le pasaba algo o si quería ir al médico, él se enfadaba y no hacía nada por resolver el problema. Un par de años después, dejé de intentar nada con él (me daba vergüenza y era doloroso). Él tampoco intentaba nada, así que acabamos distanciándonos.

Tuve una aventura, claro, por los típicos motivos: me volvía a sentir atractiva, interesante y gustable. Él se enteró, fuimos a terapia de pareja y nos separamos durante un año. En ese año, los dos nos esforzamos en la terapia y mejoramos mucho nuestras habilidades comunicativas. Me di cuenta de que quería a mi marido, me gustaba la vida que llevábamos y quería que funcionara. Volví a casa.

Hace dos años de eso. La comunicación ha seguido mejorando y nos llevamos muy bien (nos reímos, tenemos muchas cosas de las que hablar, nos valoramos y somos cariñosos), pero no hay ni rastro de sexo ni de planes de futuro (yo le hablo del futuro, pero él no me responde y ya te puedes imaginar lo bien que me hace sentir eso). Me ha dicho que se siente inseguro y me ha destacado algunos "fallos" míos (por ejemplo, empecé a comprar compulsivamente por Internet para calmarme, pero estoy trabajando para corregirlo en el psicólogo), pero no me culpa de nada y cree que no queremos las mismas cosas. Sin embargo, como le he dicho, yo no sé lo que quiere él, ¿así cómo vamos a hacer planes de futuro? No hay progreso a la vista.

Estamos estancados. Nos queremos muchísimo. Mi familia está llena de personas tóxicas para mí, pero quiero con locura a la suya. No tenemos hijos, principalmente porque él no quería, y nuestras vidas están centradas en el otro. Pero a pesar de decir que soy su mejor amiga, la única luz en su vida, etcétera, sigue diciendo que está indeciso y que quiere pasar página.

Para complicar las cosas, por fin ha admitido que tiene una depresión grave que jamás ha tratado. Pero mi marido no ha hecho otra cosa que someterse a una dosis más alta de un tratamiento de cannabis. Y nada más (posponer las cosas es algo típico en él y yo soy todo lo contrario, me vuelve loca).

Básicamente, nuestro matrimonio lleva en una mala racha durante varios años y llevamos sin sexo mucho más. No quiero divorciarme, pero ¿me estoy engañando? Me da mucho miedo empezar de cero, pero creo que estoy echando a perder el preciado tiempo que me queda. ¿O quizá sí es suficiente el cariño, el amor, la relación de mejores amigos y la diversión? He silenciado a mi libido, así que creo que puedo vivir sin ese aspecto. ¿O me estoy mintiendo a mí misma?

Voy al psicólogo (primero iba sólo yo y luego nos empezó a tratar a los dos), pero necesito otro punto de vista. En resumen: ¿le doy un poco más de tiempo y así quizá se salve el matrimonio o ya he esperado suficiente y es hora de pasar página?

Querida Abstinente Triste:

Siento mucho que estés pasando por algo así. Es muy difícil tener una pareja que no valora el sexo igual que tú, aquí puedes leer el caso de otra mujer que está pasando por lo mismo que tú. Parece evidente que la abstinencia sexual no le parece un problema a tu marido y no creo que para él sea una prioridad trabajar en ello para solucionarlo. Puede que su depresión le impida intentar algo, pero esto lleva pasando años, desde antes de tu aventura. Es poco probable que la situación cambie drásticamente, a no ser que exista un problema hormonal, y no se sabe si él estará dispuesto a hacerse análisis para comprobar sus niveles de testosterona.

De todas formas, creo que uno de los problemas principales, que además te impide ver las cosas con claridad, es que te ves muy sola. Siento que tu padre haya muerto, eso provoca mucho dolor. Además, en general, no parece que tengas a nadie a quien acudir aparte de tu marido. Es tu "mejor amigo" y eso está muy bien; el problema es que aparentemente también es tu único amigo, ¡hasta compartes psicólogo con él! No es la mejor idea: no estoy segura de que os podáis concentrar al 100% en la terapia a no ser que estéis completamente seguros de que tenéis una confianza absoluta en vuestro psicólogo (y los psicólogos son seres humanos que pueden olvidarse de lo que otro paciente le ha pedido que se mantenga en secreto). Por eso, éticamente hablando, no es bueno que el mismo psicólogo vea a parejas de manera individual siempre y cuando no sea parte de la terapia de pareja. En ese caso, busca otro psicólogo que sólo te trate a ti.

Te aconsejo que hagas una lista de formas de enriquecer tu vida, de objetivos y de valores que no tengan que ver con tu marido. Si el sexo no está en esa lista, todo perfecto. Pero si quieres tener una vida sexual, y creo que sí que quieres porque has tenido una aventura por culpa de rechazos sexuales, entonces tu marido tiene razón: queréis cosas distintas. Si quieres planes de futuro (jubilación, viajes o lo que sea), entonces tu marido no es la persona más indicada con la que compartir tu vida. Pero si tu objetivo principal consiste en tener una vida feliz, vivir en el presente sin planes de futuro con un hombre que te haga reír y que sea tu mejor amigo, quédate con lo que tienes.

Siento no tener una respuesta más concreta, pero creo que es una situación bastante compleja. Todo el mundo tiene su propia idea de qué tipo de vida es aceptable o preferible. Algunos valoran el sexo y otros no. Son cosas que cambian con el tiempo. Lo que te parece importante ahora puede cambiar dentro de unos años. Pero una vez que hayas tomado una decisión, tendrás que comprometerte a cumplirla. Ya sea ser una mujer fantástica para tu marido o ya sea pasar página y aprovechar al máximo tu soltería. La indecisión es normal, pero cuando te estancas en ella puedes acabar paralizada y así echarás a perder la única vida que tienes.

Buena suerte.

Atentamente,

La psicobloguera cuyo lema es vive la vida que quieras.

Este post se publicó originalmente en su blog. Puedes seguir a la doctora Rodman en Dr. Psych Mom, Facebook, Instagram Twitter y Pinterest. Este blog no es ni un diagnóstico, ni una evaluación, ni un tratamiento y no debe sustituir a una consulta médica.

El post fue publicado con anterioridad en la edición estadounidense de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés por Irene de Andrés Armenteros.

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest