BLOGS

Marcela Serrano, pasión por la literatura inglesa

01/06/2013 09:59 CEST | Actualizado 31/07/2013 11:12 CEST

Aunque en algún sitio ha dejado escrito que se considera una escritora tardía, lo cierto es que la producción de Marcela Serrano (Santiago de Chile, 1951) cuenta en su haber con una producción intensa, con destacados títulos como Nosotras que nos queremos tanto -su primera novela, publicada cuando tenía 40 años-, El albergue de las mujeres tristes, Nuestra Señora de la Soledad o Dulce enemiga mía, su último libro compuesto de 20 relatos y publicado por Alfaguara. Con Lo que está en mi corazón quedó finalista del Premio Planeta en 2001. Su obra se caracteriza por una reivindicación permanente de la mujer y por un compromiso ético con la compleja realidad de su país. Estas son las respuestas que nos da para invitarnos a sumergirnos en el mundo de los libros, con motivo de la Feria del Libro de Madrid.

2013-05-29-MarcelaSerrano_copyDanielMordzinski.jpg
Foto: Daniel Mordzinski (Alfaguara).

¿Qué libro estás leyendo ahora?

Las Benévolas de Jonathan Little.

¿Qué libro te marcó en tu infancia o adolescencia y por qué?

Louisa May Alcott, por supuesto, con sus Mujercitas. Yo tenía cuatro hermanas y pasábamos los veranos aisladas en un campo en el sur de Chile y todas leíamos a la Alcott y nos sentíamos interpretadas. Hasta nos asignamos un personaje cada una.

¿Qué autores te han marcado más a lo largo de tu vida como lectora?

La literatura inglesa: Jane Austen, George Elliot, las Bronte, Virginia Woolf, Doris Lessing. También Victor Hugo, creo que Los Miserables ha sido el libro más amado.

¿Qué libro del que tuvieras un buen recuerdo te ha defraudado con el paso del tiempo o viceversa?

Más que un libro, un autor: John Irving. Lo quise tanto en sus primeras novelas y ahora no hace más que desilusionarme. Al revés me ha pasado con La Ilíada, en un principio era una lectura obligatoria y ha acabado por convertirse en un enorme placer.

¿Qué libro tuyo recomendarías a los lectores que todavía no te han descubierto?

Recomendaría Hasta siempre, Mujercitas.

Y de tus contemporáneos, ¿a quién recomendarías para iniciarse en el mundo de la lectura?

A Leonardo Padura, con El hombre que amaba los perros.

Y los niños, ¿cómo podemos contagiarles la pasión por los libros?

Entregándoles material que ellos elijan, que les haga sentido con su realidad y no con la convención. Es un error hacerles leer El Quijote a los diez años.

Por último, ¿qué historia de ficción te hubiera gustado vivir en carnes propias?

Como he estado eternamente enamorada de Mr. Darcy, habría querido ser Elizabeth Bennet en Orgullo y prejuicio, de Jane Austen.

OFRECIDO POR NISSAN