CONFLICTO PALESTINO-ISRAELÍ

EFE

Tras la reunión Trump-Netanyahu, hablemos de paz

La semana pasada, el presidente estadounidense Donald Trump y el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu se reunieron por primera vez tras la toma de posesión de Trump. Si ellos tuvieran que negociar la paz, seguramente la firmarían y entregarían el acuerdo antes de la primera rueda de prensa.

Dale un futuro a Gaza: por el fin del bloqueo y la reconstrucción de la Franja

Se cumplen 2 años del inicio de la guerra de Gaza de 2014 que costó la vida a más de 2.200 personas, de las cuales alrededor de 1.492 eran población civil palestina, incluyendo 551 niños y niñas. Dos años después, buena parte de la Franja continúa en ruinas. Sólo un 30 por ciento de los compromisos humanitarios han sido cumplidos, el 90 por ciento de las viviendas que fueron completamente arrasadas permanecen sin haber sido reconstruidas en su totalidad y más de 75.000 personas se encuentran aún sin hogar.
EFE

Palestina, violencia sin Intifada

Si nos atenemos a la experiencia acumulada en las dos anteriores revueltas ciudadanas palestinas contra la ocupación israelí, cabría sostener que hoy, al menos de momento, no estamos ante una nueva Intifada. Y eso es así porque, aunque es cierto que se vuelve a registrar un creciente nivel de violencia (pero no más alto que el visto en tantas ocasiones anteriores), la Autoridad Palestina no está abiertamente incitando a la violencia.
EFE

La amenaza de la tercera Intifada

Una nueva Intifada llevaría a los palestinos a un nuevo punto de partida, de destino impreciso, con una paz inencontrable y por ello difícil de abordar, una ocupación militar y una colonización sin fecha de caducidad, un desarreglo territorial, político y social que se perpetúa y agrava.
JUANJO MARTÍN/EFE

España-Palestina: mucho ruido y pocas nueces

Si realmente hubiera deseo de mejorar las condiciones de vida de los palestinos ocupados y de avanzar hacia la paz, el camino a seguir debería ser el de simultanear una mayor ayuda efectiva a la población ocupada con hacer sentir a Israel que la violación de la ley internacional y del derecho internacional humanitario tiene consecuencias reales.
JUANJO MARTÍN/EFE

Palestina: hacer como Suecia o hacerse el sueco

La única manera de evitar que la satisfacción de hoy se convierta en frustración mañana es establecer criterios de seguimiento de lo decidido que permitan activar el reconocimiento de Palestina como Estado sin esperar a las calendas griegas. Sería una tarea que correspondería impulsar especialmente al Grupo Parlamentario autor de la iniciativa, es decir, el socialista.