Dormir

Letizia Le Fur via Getty Images

No puedo dormir con mi marido

Echo de menos su cuerpo al lado del mío, sus grandes manos y el aroma de su pelo recién lavado. Ese momento tan valioso entre los eventos del día y el vacío de la noche en el que exploramos las ideas y las emociones que normalmente dejamos a un lado. Echo de menos quedarme dormida con la planta el pie apoyada en su espinilla.