Socialdemocracia

ISTOCK

Igualdad, regeneración, socialdemocracia y democracia interna

Decir que se defiende la igualdad y pactar con nacionalistas para romperla es una contradicción en los términos. El PSOE es un partido nacionalista más en Cataluña y en Euskadi... y Podemos lo es en todos los lugares: se dicen progresistas, pero habrá que repetirles que no hay nada más reaccionario que cualquier nacionalismo, y que para que haya Estado del bienestar es indispensable que haya Estado, por lo que no conviene romperlo ni parcelarlo.
EFE

Frivolidades y complejidades de la actualidad de la socialdemocracia

Recuperar los derechos de los ciudadanos, convertirlos otra vez en protagonistas, interpretar con lealtad y tino democrático las constituciones, aceptar de buen grado y con convicción el significado de Europa y la vía del europeísmo para ser más fuertes, más solidarios y más desarrollados - y vivir mejor- es la principal e irrenunciable meta socialdemócrata.
EFE

El PSOE o la inevitabilidad de la catarsis

El cambio solo puede pasar por Unidos Podemos y, también, inevitablemente, por un nuevo PSOE. Un PSOE que recupere la impronta socialdemócrata que, poco a poco, ha ido dejando de lado y que finalmente le ha sido arrebatada. El ejercicio no es fácil porque, en el corto plazo, debe suponer nuevos sacrificios para el partido.
EFE

Pablo iglesias, "No jodas, camarada"

Está escrito en la historia: el peor enemigo de los socialistas son los comunistas, siempre melancólicos por el fracaso de su proyecto, y siempre rencorosos contra el socialismo que da estabilidad y mejora los países. El Muro de Berlín se puso para evitar que la gente desertara del paraíso soviético, no para evitar que millones de europeos libres entraran en la URSS como inmigrantes sin papeles, buscando paz, libertad y prosperidad.
EFE/archivo

Las dos almas del PSOE

Un nuevo caso de corrupción en el PP vuelve a llevar a las primeras un asunto que ha marcado la pasada legislatura y ahora amenaza con dar al traste con una eventual investidura de Rajoy...

 Con tant...
EFE

Una lectura de izquierdas sobre el 6-D venezolano

La democracia no es un medio al servicio de la revolución, o de la justicia social. No, la democracia es un fin en sí mismo. Nunca debe ser manipulada, ni limitada, por objetivos superiores, porque no hay razones ni objetivos superiores a sus principios y a sus reglas. No debe ser la derecha política quien reclame democracia a un partido de izquierdas en el poder, sino al contrario; la democracia debe ser una bandera progresista que la izquierda política nunca debe perder.
ISTOCK

La política de la felicidad

No todos los elementos que influyen en la felicidad dependen de actuaciones que puedan ser puestas en marcha por los responsables públicos, pero es cierto que con las políticas adecuadas se puede conseguir la felicidad de una parte importante de los ciudadanos.

El PSOE también baila el Sirtaki

Si al PP no le ha costado mucho esfuerzo situarse en el discurso inmovilista y neoliberal de Alemania y a Podemos e IU alinearse con Syriza, los socialistas españoles se han quedado en la necesidad de un acuerdo entre las partes que no quiebre la UE, que es tanto como quedarse en tierra de nadie, "en la indefinición y en un espacio cada vez más achicado en el que no se acaba de definir el rumbo", según palabras de una de las voces con más trienios en Europa de las que tiene el PSOE.
JFLA

Tres relatos

Sin empleo digno ni dignidad en el trabajo, sin reformas democráticas, sin una lectura profunda y severa de las tremendas lecciones de esta crisis, no habrá recuperación para una mayoría que ha perdido tanto en el manejo de la crisis -el trabajo, la vivienda, la confianza y hasta la esperanza- que no será recuperada hasta que no se la convoque para escucharla y actuar en consecuencia.
GETTYIMAGES

El Valls de Hollande continúa

François Hollande llegó a la presidencia de la República francesa con el crédito agotado. Aquellos que financian los préstamos nacionales, junto con todo el conglomerado industrial y mediático que los rodea, habían decidido ya que los socialistas no podrían permitirse cumplir con su programa

La Edad de Hielo

Así he llamado a la época que estamos viviendo en Europa desde hace casi siete. Es el título de un libro que tiene como objetivo explicar el origen y desarrollo de la crisis, y, sobre todo, exponer lo que, desde la izquierda, debería ser nuestra hoja de ruta para superar este período triste y desesperanzado.
GTRES

La socialdemocracia desde EEUU

Desde el punto de vista interno el proceso de elección en el PSOE ha sido un éxito incuestionable. Para mí, sin embargo, el debate que más me interesaba, es el debate de las ideas y desde la distancia me he quedado decepcionado. Muchas de las discusiones entre los candidatos eran de cara al partido.

Zapatero y Blair: amor en Madrid

El ex primer ministro laborista Tony Blair ha sido el elegido por el expresidente Zapatero para presentar su libro El dilema. 600 días de vértigo, un relato sobre su percepción de la crisis desde la Moncloa. ¿Podría haber elegido peor patrocinador el expresidente Zapatero? Me temo que no.

La socialdemocracia y el sexo

El progresismo no sólo contribuyó a rejuvenecer y legitimar el capitalismo de emociones-sensaciones sino a fomentar otro tipo de desigualdades (como la sexual) que los humanos, en un ambiente sofocante de promesas hedonistas, perciben como tan importantes o más que las económicas.

Comida socialdemócrata

Conozco a mucha gente frustrada por el hecho de que España nunca haya sido, ni si quiera en los años de vacas gordas, el anhelado paraíso socialdemócrata de los países del norte. Quien sabe, igual que ha pasado con el mundial de futbol, quizás algún día lo seamos