BLOGS

30 características de la ansiedad de las que nadie habla

"El término 'ansiedad' se usa de manera muy imprecisa. La gente no suele darse cuenta de lo debilitante que es en realidad".

14/10/2017 10:09 CEST | Actualizado 14/10/2017 10:09 CEST
PEXELS

'30 datos sobre la ansiedad de los que nadie habla' fue publicado originalmente en The Mighty.

Por Sarah Schuster

Hoy en día existe mucha información sobre la ansiedad en internet. Mucha. Pero, con toda esta información, ¿sigue habiendo asuntos que no tratamos? Hemos preguntado a varias personas de la comunidad Mighty que sufren ansiedad, para que nos cuenten qué temas no suelen tratarse cuando se habla de ansiedad.

Estas son las cosas de las que tenemos que hablar:

1. "Puede surgir de la nada, incluso sin necesidad de un desencadenante, y agobiarte en cualquier momento. Es muy fuerte y asusta. Es como una mezcla de un ataque al corazón, un mareo y un puñetazo en la tripa".

2. "Muchas personas se encuentran en constante estado de ansiedad. No es algo que vaya y venga. Dura las 24 horas del día y no puede apagarse o encenderse por mucho que lo intentes".

3. "El término 'ansiedad' se usa de manera muy imprecisa. La gente no suele darse cuenta de lo debilitante que es en realidad".

4. "Resulta complicado tener una relación cuando sufres ansiedad... la ansiedad provoca falta de autoestima y, a menudo, acabamos empujando a la gente a alejarse por culpa de eso".

5. "La hipervigilancia: algunos estamos en alerta constante por todo lo que ocurre a nuestro alrededor, seamos o no conscientes de ello. Por eso, somos fáciles de asustar y puede costarnos mucho recuperarnos de unos simples golpecitos en el hombro".

6. "Es agotador. Estar tenso y nervioso desgasta mucho a nivel físico y mental. Es mucho más que solo la mente, también afecta al apetito, al comportamiento, a las emociones... a todo".

7. "A menudo, las personas con ansiedad se sienten desamparadas y tienen pensamientos suicidas. Estos pensamientos no solo van asociados a formas 'más graves' de enfermedades mentales".

8. "Los problemas que acarrean a nivel físico: el estreñimiento, la diarrea, los vómitos y muchas cosas más. Todas esas cosas 'asquerosas' que nadie está dispuesto a admitir abiertamente".

9. "Pensamientos intrusivos violentos y trágicos, como no poder parar de visualizar a tu familia o a tus amigos más cercanos muriendo de forma horrible y dolorosa".

10. "Los ataques de pánico pueden ser distintos según las personas. A mí se me da bien disimularlos en público, trato de hacer ver que formo parte de la conversación, asintiendo de forma estratégica, porque ni siquiera puedo hablar".

11. "En ocasiones, una vez has conseguido mantenerlo bajo control, te sientes un poco menos tú mismo. Te consume tanto que cuando ha desaparecido casi no sabes qué hacer. El diablillo se te sienta en el hombro y, cuando consigues que desaparezca, echas de menos la compañía".

Incluso cuando me siento mejor, el sentimiento de culpa no desaparece.

12. "A menudo a los niños pequeños se les etiqueta de malos porque las personas no entienden los trastornos de ansiedad a esas edades".

13. "No suele hablarse de que cada persona vive la ansiedad de manera distinta. Yo, por ejemplo, necesito espacio, agua fría y algo de música para canturrear cuando me siento especialmente ansioso. Otras personas pueden necesitar un hombro sobre el que apoyarse y algo con lo que distraerse tranquilamente. No hablar de esto resulta especialmente perjudicial, ya que a mí y a muchas otras personas a menudo no se nos entiende cuando decimos que sufrimos ansiedad, porque la persona en cuestión no está familiarizada con este tipo de ansiedad".

14. "Incluso cuando me siento mejor, el sentimiento de culpa no desaparece. Siento muchísima vergüenza y culpabilidad por todas las promesas que he roto, los compromisos que he dejado de lado, los trabajos de los que he dimitido y los acontecimientos a los que no he acudido. La verdadera culpable es mi ansiedad, pero nunca dejo de pensar que es culpa mía".

15. "La parte física, la taquicardia, el entumecimiento, la visión túnel, sentirse completamente agotado y físicamente exhausto después de un episodio de ansiedad".

16. "Acaba siendo aburrido. Yo siempre tengo los mismos pensamientos obsesivos y las mismas preocupaciones. Puedo pasarme horas reproduciendo situaciones en mi mente. A veces escribo listas para tratar de sacarme esas ideas de la cabeza. Acabo haciendo montañas de granos de arena porque no soy capaz de pensar en otra cosa. Me quedo estancado con un detalle y es lo único en lo que soy capaz de centrarme durante días. Es aburrido, repetitivo y apabullante".

17. "Puede llevarte a contestar bruscamente a las personas cuando hacen algo que te irrita. Y más tarde, cuando tratas de disculparte y explicárselo, no lo entienden".

18. "El hecho de que me tome la medicación no implica que de repente ya no me vayan a dar ataques de pánico o que ya no tenga ansiedad".

19. "La ansiedad puede hacer que extraigamos conclusiones erróneas de manera precipitada".

20. "En mi caso, las dificultades con el sexo y con las relaciones se deben a mi ansiedad".

'¿Por qué estás ansioso?' Quién sabe. Simplemente lo estoy. Fin.

21. "Es como la depresión en el sentido de que no tiene por qué existir una respuesta a la pregunta '¿por qué estás deprimido?'. La depresión es una enfermedad. Se debe a una enfermedad. '¿Por qué estás ansioso?' Quién sabe. Simplemente lo estoy. Fin".

22. "La ansiedad puede provocar enfados. Yo soy muy irritable cuando tengo mucha ansiedad y me hace parecer una persona infeliz. No lo soy, es tan fácil como que mi mente está fuera de control".

23. "Afecta a todas las facetas de mi vida. La tensión constante, la irritabilidad y el miedo se filtran en todas las partes de mi existencia cotidiana. Hablar mal a tus seres queridos porque están haciendo algo que te pone tenso, tener un sueño tan ligero que cualquier pequeño ruido te despierta. La ansiedad moldea tu día".

24. "La ansiedad es una emoción muy poderosa. Resulta complicado explicar por qué te asusta tanto hasta el punto de controlar tu vida. Es como estar inmerso en una relación emocionalmente abusiva con los pensamientos negativos en tu mente. No hay escapatoria".

25. "La ansiedad no siempre se manifiesta de forma que las personas pierden los papeles externamente o se imaginan situaciones horribles y se ponen a lloriquear. Es mucho más que eso. La ansiedad puede ser silenciosa, insólita e interna. Te vuelves loco por dentro y entras en pánico y, a veces, el hecho de guardártelo todo para ti acaba haciendo que te vengas abajo".

Estamos constantemente escondiéndonos detrás de una máscara y cambiándonos esas máscaras para esconder cómo nos sentimos en realidad.

26. "Esa inseguridad derivada de la ansiedad nos paraliza y puede manifestarse en procrastinar a la hora de llevar a cabo algunas tareas. Hace que parezcas un vago".

27. "Sí que existe un nivel de ansiedad sana que nos ayuda a tener buenos resultados en los exámenes, en el atletismo, obras de teatro del colegio o cosas parecidas. El problema viene cuando empieza a afectar a tu vida cotidiana y te impide hacer otras cosas que te gustan o tener éxito".

28. "Estamos constantemente escondiéndonos detrás de una máscara y cambiándonos esas máscaras para esconder cómo nos sentimos en realidad. Somos como camaleones humanos y unos expertos en ocultar las cosas para que otras personas no puedan percatarse de nuestro pánico en nuestro dolor".

29. "Encontrar la mejor opción de tratamiento es una pesadilla. Los medicamentos pueden ayudar, pero también tienen efectos secundarios. Por su parte, los remedios naturales no siempre tienen la misma eficacia en todas las personas. Ten paciencia con nosotros mientras tratamos de averiguar qué es lo que mejor nos funciona".

30. "El miedo a sufrir ansiedad es otro de los factores que pueden provocarla".

*Las respuestas han sido editadas y resumidas para mayor brevedad.

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' Estados Unidos y ha sido traducido del inglés por María Ginés Grao.