Victoria García
Recibir actualizaciones de Victoria García
 
Soy periodista de profesión y agricultora de vocación. Originaria de un pueblo de León, Santiago del Molinillo, que en sus buenos tiempos fue uno de los mayores productores del llamado “oro verde” o lúpulo. He trabajado en el campo toda mi vida, y cuando comencé mi andadura profesional, seguí haciéndolo los fines de semana. En estos vídeos recojo de modo divertido, mis quehaceres en el pueblo. Se trata de sacaros una sonrisa y alegraros un poco el día. Mi tractor es “mi tesorito”.

Artículos de Victoria García

Crónicas desde el tractor III: sacando a pasear a 'la bestia'

(0) Comentarios | Publicado 11 enero 2017 | 07:00

Sacando a pasear a la "bestia", eufemismo que usan mis amigos para echarse unas risas a cuenta de mi pequeño tractor para recoger leña con destino a la cocina en invierno. En la zona de los "cuatro valles" de León donde vive mi familia, es normal llegar a los 5 grados bajo cero en invierno, así que el consumo de leña es muy elevado. Aunque leña es lo que sobra, hay que meterla en casa. Yo cuento con la ayuda inestimable de mi tractor y mi perra. Ambas...

Leer artículo

Crónicas desde el tractor II: toca buscar leña para el invierno

(0) Comentarios | Publicado 29 noviembre 2016 | 07:00

Las lluvias no dejan mucho margen de maniobra para salir a trabajar al campo, así que hay que aprovechar y almacenar leña para el invierno. En los pueblos de esta zona de los cuatro valles de León, en las casas de campo tienen todas cocina de leña en la que se hace la vida familiar y se encienden desde por la mañana hasta la noche. A pesar del mal tiempo, un poquito de sol que salga, nos permite pasear para que mi padre me cuente sus...

Leer artículo

Crónicas desde el tractor I: época de manzanas

(0) Comentarios | Publicado 7 noviembre 2016 | 07:00

Toca recoger manzanas reinetas

Antes de que las lluvias las echen a perder, hay que subirse al manzano. Escalera de mano de madera, un cubo de plástico al que ato una cuerda larga. Una vez en el árbol, el mérito esta en coger las manzanas, echarlas en el cubo, mantener el equilibrio en una rama precaria rezando que no se rompa porque te sobran unas lorzas; una vez lleno el cubo, ir soltando la cuerda hasta que el cubo llegue al suelo. Allí conseguir que mi padre nonagenario, medio sordo y con poca vista, atine a coger el cubo y vaciarlo en unas jaulas que a su vez meteré yo en el coche. Toda una odisea para la que hoy no me ha hecho falta mi tractor, "mi...

Leer artículo