Winston Manrique Sabogal
Recibir actualizaciones de Winston Manrique Sabogal
 
Periodista literario y cultural itinerante entre Europa y América Latina que comparto experiencias lectoras y del mundo del libro en el blog winstonmanriquesabogal.com. Escribo en el diario EL PAÍS (España) y revistas latinoamericanas. Coordiné la sección de libros en Babelia y en la sección de Cultura de EL PAÍS, además de llevar su edición digital, y el blog Papeles perdidos, del mismo diario. En Colombia trabajé en los periódicos El Espectador, El Tiempo y Agrohuila, y en la Agencia Colombiana de Noticias Colprensa.

Artículos de Winston Manrique Sabogal

Amor y literatura: la historia de las diferentes clases de amor en grandes libros

(0) Comentarios | Publicado 14 febrero 2017 | 07:00

2017-02-13-1487008986-2714280-Capturadepantalla20170213alas19.02.33.jpg
Imagen de la película La edad de la inocencia

Puedes leer aquí la segunda parte de este post en el blog del autor

La vida es un cuarto oscuro con una grieta por donde entra un destello hecho de innumerables...
Leer artículo

Antonio Colinas: "En el fondo, sólo existe el poeta independiente, aunque eso también se paga"

(0) Comentarios | Publicado 10 febrero 2017 | 07:00

2017-02-09-1486653200-8458502-Capturadepantalla20170209alas16.12.25.jpg
Foto: EFE

Una maraña de voces y de tintineos de cubiertos, copas y platos orquestan el momento cumbre del luminoso y amplio restaurante del Círculo de Bellas Artes de Madrid. Es la hora de la comida. A un lado de la escultura de El salto...

Leer artículo

Escritores y el mundo de la cultura se unen a la acción Grafitis literarios contra el muro de Trump

(0) Comentarios | Publicado 1 febrero 2017 | 07:00

2017-01-31-1485863153-634060-Capturadepantalla20170131alas12.45.21.jpg

"A los Estados, o a cualquiera de ellos, o a cualquier ciudad de los Estados, Resistid mucho, obedeced poco.
Si no cuestiona ya la obediencia, si ha sido completamente esclavizada,
si ha sido completamente esclavizada, ninguna nación, estado o ciudad de esta tierra recobrará...

Leer artículo

Literatura y cine: grandes libros adaptados y convertidos en las mejores películas de la historia

(0) Comentarios | Publicado 27 enero 2017 | 07:00

2017-01-26-1485452347-3212340-portadawinst.jpegRomance y alianza. Eso es la literatura para el cine. Bien es verdad que, en el caso de Hollywood y los premios Oscar, parece aumentar esa dependencia de películas basadas en libros o pasajes literarios. Este 2017, por ejemplo, de las ocho películas candidatas a...

Leer artículo

17 libros que leer sobre Estados Unidos para que la democracia sobreviva en la era Trump

(0) Comentarios | Publicado 24 enero 2017 | 07:00

2017-01-23-1485189363-830290-Capturadepantalla20170123alas17.35.29.jpg
Foto: REUTERS


¡Ahhh, las paradojas! Uno que hizo realidad el dichoso "sueño americano" amenaza con convertirlo en pesadilla.

La literatura de Estados Unidos está poblada de la cara y la cruz de ese anhelo. Y aquí surge otra paradoja: mientras los escritores estadounidenses...

Leer artículo

Cinco grandes tormentas para disfrutar resguardados en grandes libros

(0) Comentarios | Publicado 19 enero 2017 | 07:00


Frío, nieve, invierno, lluvia, tormenta, viento... La literatura tiene obras memorables en las que el invierno es el protagonista. Con pasajes minuciosamente descriptivos o sin él, pero donde el frío lo ocupa todo, como aliado, cómplice o enemigo. Donde el frío y sus consecuencias sirven de metáfora a conflictos políticos y sentimentales. Donde las tormentas de nieve son más inclementes en el corazón del ser humano que en la naturaleza. Desde Guerra y paz, de Leon Tólstoi, y Los hermanos Karamazov, de Dostoievski, pasando por capítulos de En busca del tiempo perdido, de Marcel Proust, hasta Seda, de Alessandro Baricco.

La ola de frío que recorre España y Europa es un buen momento para vivir esos episodios invernales resguardados en la literatura. Hoy les recomiendo cinco novelas y cuentos donde dicha estación es un personaje más. He seleccionado pasajes clave de esas cinco obras para viajar a esos hermosos inviernos literarios donde naturaleza, vida y sentimientos son uno solo.

Jazz, de Toni Morrison

2017-01-18-1484747777-7796512-jazz.jpg"Sssst... yo conozco a esa mujer. Vivía rodeada de pájaros en la avenida Lenox. También conozco a su marido. Se encaprichó de una chiquilla de dieciocho años y le dio uno de esos arrebatos que te calan hasta lo más hondo y que a él le metió dentro tanta pena y tanta felicidad que mató a la muchacha de un tiro solo para que aquel sentimiento no acabara nunca. Cuando la mujer, que se llama Violet, fue al entierro para ver a la chica y acuchillarle la cara sin vida, la derribaron al suelo y la expulsaron de la iglesia. Entonces echó a correr, en medio de toda aquella nieve, y en cuanto estuvo de vuelta en su apartamento sacó a los pájaros de las jaulas y les abrió las ventanas para que emprendiesen el vuelo o para que se helaran, incluido el loro, que decía: 'Te quiero".

País de Nieve, de Yasunari Kawabata

2017-01-18-1484748082-6236357-pais.jpg"Al final del largo túnel entre las dos regiones se accedía al País de Nieve. El horizonte había palidecido bajo las tinieblas de la noche. El tren disminuyó su marcha y se detuvo en las agujas.

La muchacha que se hallaba sentada al otro lado del paisaje central se levantó y se fue a abrir la ventana, delante de Shimamura. El frío de la nieve invadió el coche. Asomándose tanto como le era posible, la muchacha llamó al guardagujas a voz en grito, como quienn se dirige a una persona muy lejana. (...)

En lo alto de la montaña, ensombrecida ya por el crepúsculo, más arriba del puente, la nieve blanqueaba.

En cuanto caen las hojas, arrancadas por los vientos fríos y duros, el País de Nieve se colma de días grises, nublados y glaciales. La nieve se siente en el aire. El círculo de las montañas de los alrededores aparece blanco bajo la primera nieve, que la gente del país llama 'el sombrero de las cumbres'. En toda la costa norte el mar de otoño muge y gruñe; y aquí, en el corazón del país, las montañas hacen lo mismo, dejando oír un enorme suspiro parecido al rugido lejano del trueno. Las gentes lo llaman 'el rumor de fondo'. El sombrero de las cumbres y el rumor de fondo, según había leído Shimamura en el viejo libro, anuncian y preceden inmediatamente la estación de las grandes nieves".

Los muertos, de James Joyce

2017-01-18-1484748303-1123988-Capturadepantalla20170118alas15.03.39.jpg
Imagen de la película Dublineses, de John Huston, basada en el relato Los muertos. Tráiler

"Leves toques en el vidrio lo hicieron volverse hacia la ventana. De nuevo nevaba. Soñoliento vio cómo los copos, de plata y de sombras, caían oblicuos hacia las luces. Había llegado la hora de variar su rumbo al poniente. Sí, los diarios estaban en lo cierto: nevaba en toda Irlanda. Caía nieve en cada zona de la oscura planicie central y en las colinas calvas, caía suave sobre el mégano de Allen y, más al oeste, suave caía sobre las sombrías, sediciosas aguas de Shannon. Caía, así, en todo el desolado cementerio de la loma donde yacía Michael Furey, muerto. Reposaba, espesa, al azar, sobre una cruz corva y sobre una losa, sobre las lanzas de la cancela y sobre las espinas yermas. Su alma caía lenta en la duermevela al oír caer la nieve leve sobre el universo y caer leve la nieve, como el descenso de su último ocaso, sobre todos los vivos y sobre los muertos".

La tormenta de nieve, de Leon Tólstoi

2017-01-18-1484748697-7056309-tormenta.jpg"La borrasca se intensificaba por momentos y caía una nieve menudita. Probablemente había empezado a helar. Sentí frío en la nariz y en las mejillas. La corriente de aire que penetraba cada vez con más frecuencia bajo mi pelliza me obligó a arrebujarme bien. A ratos, el trineo se deslizaba por una capa de hielo de la que el viento había barrido la nieve. Como había recorrido seiscientas verstas sin haber parado en ningún sitio para pernoctar, involuntariamente cerraba a los ojos y me quedaba adormilado, a pesar del deseo que tenía por salir de aquel atolladero. Una de las veces en que abrí los ojos, me hirió una luz muy viva, que, según creí en el primer momento iluminaba la blanca estepa. El horizonte, que antes pareciera estar bajo y negro, había desaparecido. Por doquier, veíanse blancas líneas oblicuas que formaba la nieve al caer. (...) En cuanto nos parábamos, se oía más el aullido del viento y se apreciaba mejor la enorme cantidad de nieve que revoloteaba por el aire. A la luz de la luna, velada por el torbellino, distinguíase la silueta del cochero, el cual avanzaba y retrocedía, hundiendo el mango del látigo en la nieve. Luego, volvía y montaba al pescante de un salto. En medio del monótono aullar del viento, se destacaban sus gritos y el tintineo de los cascabeles. Cada vez que el cochero bajaba, con la esperanza de encontrar algunas huellas o haces de heno, desde el segundo trineo, resonaba la voz firme y potente de uno de los hombres que le gritaba: "¡Ignashka, nos hemos metido demasiado a la izquierda! ¡Tira hacia la derecha! ¡Hacia la derecha!". '¿Qué haces, hombre? Desengancha el pío y suéltalos. El te llevará al camino. Es mejor que lo sueltes...".

Doctor Zhivago, de Borís Pasternak

2017-01-18-1484748904-3108902-doctor.jpg"Llegó el invierno tal como se esperaba. Fue menos espantoso que los dos inviernos que vinieron después, pero resultó de la misma especie, oscuro, de hambre y frío, quebrantando toda costumbre, rehaciendo todos los fundamentos de la existencia y obligando a los hombres a toda clase de esfuerzos sobrehumanos para sujetarse a una vida que se escapaba. Aquellos inviernos terribles fueron tres, que se sucedieron uno tras otro. Pero no todo lo que parece haber ocurrido entre 1917 y 1918 acaeció realmente entonces, sino más tarde. Los tres inviernos se fusionaron entre sí y resultaba difícil distinguir uno de los otros. Todavía no coincidían la antigua vida y el orden nuevo. Entre una y otro no existía la furibunda hostilidad que hubo un año más tarde, cuando la guerra civil, pero faltaba una vinculación. Eran dos planos distintos, separados, uno frente a otro, que no lograban encontrarse. Por todas partes se procedía a nuevas elecciones administrativas: en los inmuebles, organizaciones, despachos y servicios públicos. Sus dirigentes cambiaban. Por doquier se nombraron comisarios con poderes ilimitados, hombres de voluntad de hierro, con negras chaquetas de cuero, armados con revólveres y puñales, que raramente se afeitaban y más raramente dormían. Conocían perfectamente a los pequeños poseedores de títulos del Estado, producto de la pequeña burguesía, pequeños burgueses serviles, y sin ninguna piedad, con una ironía diabólica, los trataban como ladronzuelos pillados en flagrante delito. Lo removían todo, como ordenaba el programa, y las empresas y asociaciones, una tras otra, se hicieron bolcheviques".


Pincha aquí y mira los temas de la PORTADA de este Blog-Magazín

Este artículo fue publicado originalmente en el blog del autor, el periodista Winston Manrique Sabogal, un espacio para conversar con sosiego sobre literatura, donde él es cronista de encuentros, reportajes y entrevistas a ambos lados del Atlántico, y los lectores son los coautores, con sus lecturas y...
Leer artículo

Zygmunt Bauman, el sabio que identificó esta época como preocupante "modernidad líquida"

(1) Comentarios | Publicado 10 enero 2017 | 12:56


Pincha aquí y mira los temas de la PORTADA de este Blog-Magazín


Zygmunt Bauman, el sociólogo y filósofo que identificó el drama de la sociedad actual bajo el nombre de "modernidad líquida", ha muerto. Tenía 91 años y toda una vida dedicada a desentrañar el tejido de la sociedad emergida en los siglos XX y XXI. La de una humanidad modelada tras la caída de la burguesía entre los siglos XIX y XX, del nacimiento del comunismo, del socialismo, del capitalismo y demás ismos amparados bajo un paraguas llamado modernidad, globalización y ciberespacio. Desenmascaró a un ser humano que corre tras el espejismo de unos ideales contaminados por su propia individualidad, alentados por el sistema político-económico.

Bauman, polaco de origen judío, nació en Poznan el 19 de noviembre de 1925 y murió este 9 de enero de 2017 en Leeds, Inglaterra, su última estación de errancia. Fue víctima de la persecución del nazismo, de las purgas del comunismo en su país y del exilio.

Desde finales de los años 40 se dedicó a descifrar el nuevo mundo desde su propio núcleo: el ser humano, la sociedad y cómo se van haciendo mutuamente. La manera en que todo lo considerado estable y sólido se resquebrajó, se licuó y dejó a la humanidad en una especie de naufragio e incertidumbre.

Bauman se convirtió en uno de los intelectuales más relevantes y críticos con la sociedad y el sistema político y económico. Fue un sociólogo y pensador siempre atento al presente, al ritmo de cada día, tratando de otear los efectos de ese presente. Eso lo llevó a diseccionar y retratar temas que iban desde el obrero y la clase obrera hasta el internauta y todos los anillos de circunstancias que los rodeaban, pasando por los efectos del consumismo y la globalización.

Recordó lo básico de nuestros anhelos, que la misma modernidad ha querido maquillar: todo lo que hacemos no tiene otro fin más que la búsqueda de la felicidad, un deseo contaminado por el propio sistema, por la ilusión, por la felicidad prefabricada y en serie que ofrece esta nueva era.

Una clave del futuro, afirmó Bauman, está en la resolución y administración del duelo eterno entre Libertad y Seguridad. Condenados a lo irresoluble, al desequilibrio, nos recordó que son tres las causas que el ser humano combate para eliminar el sufrimiento, es decir, los obstáculos generales a la felicidad: "la supremacía de la naturaleza, la fragilidad de nuestro cuerpo y la insuficiencia de las normas que regulan los vínculos recíprocos entre las personas en la familia, el Estado y la sociedad".

El capitalismo ha triunfado, según Bauman, porque ha encontrado un punto sensible y clave en las personas, ha sabido explotar el fetichismo de la mercancía.

Mientras en los dos primeros se han logrado "numerosas victorias" y no hay grandes conflictos, sobre la tercera causa señaló que, aunque la sociedad "debe imponer restricciones a sus miembros, los hombres y mujeres necesitan rebelarse contra esas restricciones para seguir avanzando en pos de la felicidad". Exhortaba al equilibrio, porque si "hace cien años, la historia humana solía representarse como un relato sobre el progreso de la libertad", y ese déficit "era la cuita más común", y la gente estaba dispuesta a ceder porciones de seguridad a favor de ella; hoy parece todo lo contrario.

Para este pensador, el tiempo futuro es "puntillista", como esos cuadros de Seurat o Sisley donde cada punto reclama su atención porque es un mundo, pero a la vez está rodeado de otros que piden lo mismo hasta formar el cuadro completo, donde todos se saben indispensables para ofrecer la imagen correcta. "Pero cualquiera de ellos", advirtió Bauman, "puede convertirse de un momento a otro en un Big Bang. No obstante, a diferencia de las obras legadas por los maestros pretéritos de la escuela puntillista, resulta absolutamente imposible predecir qué momento experimentará tal transformación...". Se avecinan varias: ¿una de ellas podría ser el retorno del péndulo? ¿De la solidificación a la fuerza de lo que el sociólogo polaco llama mundo líquido debido al duelo irresoluble entre libertad y seguridad?

En sus último años, Bauman alertó sobre algo preocupante: todo aquello que identificó como "líquido" parecía estar volviendo a su estado anterior de solidificación, pero a la fuerza. Porque esa fragilidad del ser humano inoculada de incertidumbres no empieza a mejorar por sí misma, sino a través de restricciones y del aumento de espejismos facilitados por el mundo digital. Detectó cómo la humanidad experimenta una vuelta a valores menos maleables, mientras se espolean viejos fantasmas con la promesa de un mundo más estable en detrimento de, por ejemplo, libertades individuales y colectivas.

El sociólogo veía un escenario condenado al desencuentro y al conflicto. Por eso, la presencia de Sigmund Freud era clara en sus análisis, al asegurar, por ejemplo, que "la civilización es una transacción". Consciente de complacer las necesidades humanas de la libertad y la seguridad, Bauman afirmó que "una seguridad sin libertad equivaldría a esclavitud, mientras que una libertad sin seguridad desataría el caos".

El capitalismo ha triunfado, según Bauman, porque ha encontrado un punto sensible y clave en las personas, ha sabido explotar el fetichismo de la mercancía. Una estrategia que ahora Internet aumenta a la enésima potencia al ver que todo está al alcance, pero sembrando al mismo tiempo la duda de que siempre hay algo mejor a lo elegido y, por ende, expande la sombra del error, de una decisión equivocada ante la sobreoferta. Espolea esa búsqueda de satisfacción que nunca será colmada definitivamente.

La alianza deseo-capitalismo-internet parece no tener fin... El individualismo y el yoísmo amplían su reino...

Zygmunt Bauman es autor de más de 50 libros y un centenar de ensayos. Entre sus obras figuran: La cultura como praxis, Vigilancia líquida, Vida líquida, Miedo líquido, Esto no es un diario, Sobre la educación de un mundo líquido, Estado de crisis, Extraños llamando a la puerta (todos en Ediciones Paidós) y Tiempos líquidos.


Pincha aquí y mira los temas de la PORTADA de este Blog-Magazín

Este artículo fue publicado originalmente en el blog del autor, el periodista Winston Manrique Sabogal, un espacio para conversar con sosiego sobre literatura, donde él es cronista de encuentros, reportajes y entrevistas a ambos lados del Atlántico, y los lectores son los coautores, con sus lecturas y...
Leer artículo

Muere John Berger, el pintor que escribió para retratar el abandono del mundo

(0) Comentarios | Publicado 5 enero 2017 | 07:01

Pincha aquí y mira los temas de la PORTADA de este Blog-Magazín
Consulta aquí los Libros del año 2016 por géneros literarios elegidos por este blogMagazín


John Berger en la miniserie de la BBC Modos ver, sobre arte, en 1972. Una obra de referencia.

"Quiero decir algo, al menos, sobre el sufrimiento que existe hoy en el mundo...".

Son palabras de John Berger, en 2002, que guardan parte del corazón del creador total que aspiraba a ser: pintor, narrador, poeta, dramaturgo, guionista de cine, ensayista, pensador y crítico y divulgador de arte. Ahora, el visionario autor inglés ha muerto a los 90 años (Londres, 5 de noviembre de 1926-París, 2 de enero de 2017).

Pero muchas de sus palabras siguen, como la de aquel artículo sobre el sufrimiento:

"...La ideología del consumo, la más fuerte e invasiva del planeta, se propone convencernos de que el dolor es un accidente, algo contra lo que uno se puede vacunar. Ésta es la base lógica de su crueldad...".

El origen de Berger está en la pintura que desplazó a los 30 años para centrarse en la literatura, aunque nunca se olvidó del arte. Siempre dibujó. Solo que vio en las palabras una vía más directa y clara de expresar su compromiso con sus ideas sobre la sociedad y la política, y de advertir lo que veía venir, lo que pasaría a la humanidad con la urbanización del mundo. Su mirada se adentraba en el mañana.

No fue un autor ruidoso. Trabajó en silencio y discreción. Y fue contundente. Lo que tenía que decir lo expresaba en sus obras, en sus artículos. Respetado crítico de arte, exquisito analista y gran escritor, su obra ilumina el dolor de toda estirpe. Como lo expresó en ese artículo ¿Dónde estamos?, de noviembre de 2002, en el cual Berger da muestra de su gran sensibilidad y mirada certera y trascendente:

"Quiero decir algo, al menos, sobre el sufrimiento que existe hoy en el mundo.

La ideología del consumo, la más fuerte e invasiva del planeta, se propone convencernos de que el dolor es un accidente, algo contra lo que uno se puede vacunar. Ésta es la base lógica de su crueldad.

Todos sabemos, sin duda, que no hay vida sin dolor, y todos queremos olvidar este hecho, o relativizarlo. Todas las modalidades del mito de la Pérdida de la Edad de Oro, en la que no existía el dolor, no son más que una forma de relativizar el dolor que se sufre en la Tierra. Lo mismo que la invención de ese reino contiguo, el del sufrimiento como castigo, el Infierno. Y que el descubrimiento del sacrificio. Y después, mucho después, el del perdón, el más importante. Se podría decir que la filosofía empezó con una pregunta: ¿por qué hay sufrimiento? Sin embargo, hecha esta salvedad, el sufrimiento que se vive hoy carece, tal vez, de precedentes".

John Berger publicó el año pasado su último libro, Confabulations, donde viaja a su infancia. Junto a él en toda su obra destacan títulos como G., ganadora del Booker Prize (1972), Modos de ver, imprescindible y famoso ensayo de introducción a la crítica de arte (convertido en serie por la BBC); y la trilogía De sus fatigas, formada por Puerca tierra, Una vez Europa y Lila y Flag (todas en Alfaguara) sobre las transformaciones que viven las personas, la sociedad y el mundo por el cambio de modelo del campo a la ciudad.

2017-01-04-1483548640-2697058-berger.png

Parte de lo que fue y es lo expresó en Puerca Tierra (Alfaguara), una de sus obras más conocidas, en uno de cuyos pasajes escribe:

"Nunca he pensado que escribir fuera una profesión. Es una actividad independiente, solitaria, en la que la práctica nunca otorga un grado de veteranía. Por suerte, cualquiera puede dedicarse a esta actividad. Sean cuales sean los motivos políticos o personales que me conducen a escribir algo, en cuanto empiezo la escritura se convierte en una lucha por dar significado a la experiencia. Todas las profesiones tienen unos límites que definen la esfera de su competencia, pero también tienen un territorio propio. La escritura, tal como yo la concibo, no tiene un territorio propio. El acto de escribir no es más que el acto de aproximarse a la experiencia sobre la que se escribe; del mismo modo, se espera que el acto de leer el texto escrito sea otro acto de aproximación parecido.

Aproximarse a la experiencia, sin embargo, no es lo mismo que acercarse a una casa. «La vida», como dice el proverbio ruso, «no es un paseo por el campo». La experiencia es indivisible y continua, al menos en el transcurso de una vida y tal vez en el de muchas. Nunca tengo la impresión de que mi experiencia sea sólo mía, y con frecuencia me parece que me ha precedido. En cualquier caso, la experiencia se repliega sobre sí misma, se remite a su pasado y a su futuro mediante los referentes de esperanza y miedo; y, utilizando la metáfora que se encuentra en el origen del lenguaje, está continuamente comparando lo parecido y lo diferente, lo pequeño y lo grande, lo cercano y lo distante. Y así, el acto de aproximarse a un momento dado de la experiencia implica escrutinio (cercanía) y capacidad de conectar (distancia). El movimiento de la escritura se parece al de la lanzadera en los telares: se acerca y se aleja una y otra vez, viene y se va. A diferencia de aquélla, sin embargo, no sigue una pauta fija. A medida que se repite a sí mismo, el movimiento de la escritura aumenta su intimidad con la experiencia. Y al final, si tienes suerte, el significado será el fruto de esa intimidad.

El hecho de escribir acerca de los campesinos me separa y asimismo me aproxima a ellos. No soy sólo escritor, sin embargo. También soy el padre de un niño pequeño, un par de manos cuando se me necesita, el sujeto de anécdotas e historias, un huésped, un anfitrión".

Otro lado de John Berger lo explica Javier Rodríguez Marcos, en El País: "Tirando de los hilos que Walter Benjamin dejó lanzados en los años treinta, Berger demostró que el marxismo seguía siendo útil como herramienta de análisis cultural. De paso puso de manifiesto que, en manos de un genio, el arte nacido como propaganda -- al servicio de un papa, un rey o un noble -- también puede convertirse en una vía de liberación. De eso, pero aplicado al siglo XX, trataba también su primera novela, Un pintor de nuestro tiempo (1958), que daba voz a un artista húngaro exiliado en Londres".

Cincuenta y nueve años después de aquel debut literario, John Berger ya no está. Quedan sus enseñanzas. Su nobleza. Está en sus dibujos y en sus palabras:

"Todas las mañanas, después de los primeros trabajos, solíamos tomar una taza de café juntos, y él me hablaba del pueblo. Recordaba la fecha y el día de la semana en que ocurrieron todos los desastres. Recordaba el mes de todas las bodas, y de todas tenía algo que contar. Podía remontarse en los lazos de parentesco de los protagonistas hasta los primos segundos de cada cónyuge. De vez en cuando sorprendía una expresión en sus ojos, una mirada de complicidad. ¿En qué? En algo que ambos compartimos pese a las diferencias obvias. Algo que nos une, pero a lo que nunca nos referimos de forma directa. Me devané la cabeza durante algún tiempo pensando en ello. Y un día me di cuenta de lo que era. Era su reconocimiento de nuestra ig...".

Este artículo fue publicado originalmente en el blog del autor, el periodista Winston Manrique Sabogal, un espacio para conversar con sosiego sobre literatura, donde él es cronista de encuentros, reportajes y entrevistas a ambos lados del Atlántico, y los lectores son los coautores, con sus lecturas y...
Leer artículo

Los mejores libros olvidados que los Reyes Magos rescatarán encantados para ti

(0) Comentarios | Publicado 4 enero 2017 | 07:00

Pincha aquí y mira los temas de la PORTADA de este Blog-Magazín
Consulta aquí los Libros del año 2016 por géneros literarios elegidos por este blogMagazín

2017-01-03-1483447552-3920858-EH403179.jpg
Toda lista de recomendaciones es subjetiva, y por lo tanto no...

Leer artículo

12 hallazgos y redescubrimientos literarios del año según 12 escritores

(0) Comentarios | Publicado 1 enero 2017 | 15:37

Pincha aquí y mira los temas de la PORTADA de este Blog-Magazín
Consulta aquí los Libros del año 2016 por géneros literarios elegidos por este blogMagazín


2016-12-30-1483113580-5277923-LG00212101.jpg

Volver a leer un libro favorito o descubrir a un...

Leer artículo

Los 12 mejores libros del año en el mundo, según las principales publicaciones

(2) Comentarios | Publicado 29 diciembre 2016 | 07:00

Pincha aquí y mira los temas de la PORTADA de este Blog-Magazín
Consulta aquí los Libros del año 2016 por géneros literarios elegidos por este blogMagazín

Esta es la lista que resume la avalancha de los mejores libros de 2016, según las principales publicaciones del mundo...

Leer artículo

Ana Juan y Matz Mainka, hermanos Grimm de lujo para el siglo XXI

(1) Comentarios | Publicado 23 diciembre 2016 | 07:00

Pincha aquí y mira los temas de la PORTADA de este Blog-Magazín

Más que la muerte, la pareja del amor es el fantasma. Y ese fantasma es tan real como la persona amada y las esquirlas de esos sentimientos.

Pruebas de eso se dieron hace poco más de...

Leer artículo

Lo mejor para niños y jóvenes, según los autores ganadores en esas categorías este 2016

(0) Comentarios | Publicado 20 diciembre 2016 | 07:00

Las seis biografías, diarios y memorias que debes conocer antes de que acabe 2016
Pincha aquí y mira los temas de la PORTADA de este Blog-Magazín

Allí, en la infancia y la juventud es donde nace el primero y verdadero amor por la lectura. Luego, en...

Leer artículo

Seis biografías y diarios de grandes escritores para conocer antes de acabar 2016

(0) Comentarios | Publicado 18 diciembre 2016 | 16:22

2016-12-16-1481899401-7503616-Capturadepantalla20161216alas15.42.28.jpg
Foto de Sylvia Plath/WIKIMEDIA


Pincha aquí y mira los temas de la PORTADA de este Blog-Magazín


Conocer la vida de los artistas y escritores es entrar en un laberinto para descubrir que las emociones más insignificantes pueden modelar la...

Leer artículo

¿Qué es literatura en el siglo XXI? Metamorfosis de un arte antropófago

(0) Comentarios | Publicado 10 diciembre 2016 | 16:11

Consulta Aquí los temas de la PORTADA de este Blog-Magazín

"Voy a presentar al mundo / A aquel que todo lo ha visto, / Ha conocido la tierra entera, / Penetrando todas las cosas, / Y en redor explorando / Todo lo que está oculto".

Treinta y cinco siglos emparentan esas frases inaugurales de la literatura de la siguiente canción:

"Cuántos caminos debe recorrer un hombre / antes de que le llames hombre / Cuántos mares debe surcar una blanca paloma, / antes de que ella duerma en la arena".

Treinta y cinco siglos nos separan de aquel primer texto literario conocido como La epopeya de Gilgamesh y canciones como Blowin' in the Wind de Bob Dylan, premiado en 2016 con el Nobel de Literatura. Entre una y otra, en cinco soportes físicos se han plasmado las historias creadas por el ser humano (tablillas de arcilla, rollo de papiro, el códice, el libro impreso nacido con Gutenberg y el libro electrónico), mientras las personas nunca han dejado de contar y/o de cantar con sus palabras y voces sentimientos, episodios y escenas reales o imaginadas.

"La literatura es la pregunta sin respuesta", afirmó Roland Barthes.

Una declaración que cobra vigencia hoy, a tenor de los Premios Nobel de Literatura en 2015 y 2016. Si el año pasado el galardón amplió las fronteras al distinguir al periodismo literario en la bielorrusa Svetlana Alexiévich, este año el premio al cantautor estadounidense Bob Dylan ha vuelto a generar toda clase de reacciones. La Real Academia Sueca parece invitar a una reflexión o revisión de preguntas como: ¿Qué es literatura en el siglo XXI?, ¿tiene fronteras la literatura? ¿son los guiones de cine y televisión literatura? ¿y el cómic y las obras transmedia forman parte de ella?

Sobre estas y otras cuestiones debaten en un vídeo para este blogMagazín Nélida Piñón, escritora y académica de la lengua brasileña; Milena Busquets, narradora española; y Gustavo Guerrero, autor venezolano y consejero en la editorial francesa Gallimard. El escenario fue la 30ª Feria Internacional del Libro de Guadalajara, FIL (México).

"La literatura se nutre o se ha nutrido siempre de lo que no es literatura", afirma Gustavo Guerrero.

Los tres charlaron durante más de media hora. Un debate cuya primera parte publico hoy y que gira alrededor de dos ideas: Qué es literatura y si los cantautores hacen literatura. Antes de reproducir el diálogo textual, un avance:

"Literatura es lo mismo siempre. Es lo que nos emociona", dice Milena Busquets, autora de También esto pasará.

"La literatura se nutre o se ha nutrido siempre de lo que no es literatura", afirma Gustavo Guerrero, autor de Historia de un encargo: 'La catira', de Camilo José Cela.

"Sigue siendo Homero. Homero es el parámetro, no Dylan", opina Nélida Piñón, autora de Libro de horas.

"La literatura es todo lo que existe. La literatura es voraz, es antropófaga", agrega Piñón.

"La presencia de la música y la relación entre música y palabra puede entenderse de muy distintas maneras en la historia de la poesía", recuerda Guerrero.

"La decision de la Academia es anacrónica", explica Guerrero.

"Esto es un deservicio. Es una sistemática devaluación del libro, que siempre se dice que está muriendo", según Piñón.

Ahora sí, el diálogo completo. Recuerden que esta en vídeo al comienzo de este artículo.

2016-12-09-1481290762-7631565-Capturadepantalla20161209alas14.38.20.jpg

PREGUNTA: El primer texto literario data de hace 35 siglos, con La epopeya del Gilgamesh. Desde entonces la literatura ha vivido una metamorfosis en la forma de contar y de presentarse. La Academia del Nobel premió el año pasado a una periodista y este a un cantautor. Parece querer borrar ciertas etiquetas y decir que la literatura no es solo lo que toma la forma del libro tradicional, recordarnos que no nació con Gutenberg. ¿Qué es literatura en el siglo XXI?

Milena Busquets: La literatura es lo mismo en el siglo XXI que en el siglo XI antes de Cristo. La literatura es Shakespeare. Es lo que nos emociona. Y si este año el Nobel se lo han querido dar a un cantante, pues a mí no me parece mal. Para mí, los premios no son importantes. Lo importante es si dentro de 200 años alguien sigue leyéndote a ti o escuchando las canciones de Dylan. Yo no creo que la literatura cambie, es una cosa: lo que nos emociona nos seguirá emocionando.

Gustavo Guerrero: La literatura en el siglo XXI, al menos si la vinculamos a este premio que le han dado a Bod Dylan, como una imagen que defina lo que es la literatura en el siglo XXI, pues es más o menos lo mismo en el siglo XX o XIX o los anteriores. La literatura se nutre o se ha nutrido siempre de lo que no es literatura. Shakespeare se nutrió de una cantidad de fabulas y de historias que vienen de la literatura italiana, pero también se nutrió de mucha conversación de tabernas. Del mismo modo, Cervantes se nutrió de los libros de caballería, pero también de muchas experiencias que él vivió al margen de su literatura. En el propio Quijote hay algunas canciones que se citan y se intercambian. De modo que yo creo que la literatura ha vivido siempre de los márgenes de la literatura. Ha vivido como comiéndose otros espacios exteriores. En ese sentido, tiene razón Blanchot, aunque suena un poco trágico y melodramático, con esa idea de que la literatura siempre avanza diluyendo sus propios límites. La decisión de la Academia Sueca corresponde a esa lógica.

Nélida Piñón: La literatura es permanente. Desde Homero. Sigue siendo Homero. Homero es el parámetro, no es Dylan. Homero engendró a Shakespeare, a Cervantes. La literatura se nutre de los márgenes, de la vida, de las pasiones, de lo oscuro, de un misterio inexpugnable. La literatura cuenta la historia humana, trata de recuperar la memoria para que sepamos quién somos, qué hemos sido en el pasado. La literatura cumple un deber de señalar quiénes somos. La identidad humana. No es la identidad de las ideologías, de nuestras pasiones.

M. Busquets: Y esto no cambiará.

N. Piñón: La literatura puede ser teológica porque está vinculada a lo sagrado, pero a veces es profana. La literatura es todo lo que existe. Y cuando tú dices que se alimenta de todo, es verdad, de todo lo que el humano ha pensado y ha imaginado. Es el paraíso de la invención, de la imaginación; y la imaginación humana no tiene límites. La literatura es voraz, es antropofágica. Se alimenta de todo. Es una maravilla.

PREGUNTA: El Nobel a Dylan ha generao polémica. Antes existían los juglares ¿Los cantautores hacen literatura? ¿Las letras de las canciones son literatura?

G. Guerrero: Sin duda, sin duda.

N. Piñón: Sí, pero no es el imperio del verbo. Porque la música sirve a la música. La música es imperativa, tiene que subordinar la palabra, el verbo a los intereses de la música. No es lo que se estableció en llamar literatura. A mi juicio, es muy impresionante que la Academia Sueca diera el premio a Bob Dylan, en un momento en que en Estados Unidos tenía a alguien como Philip Roth.

M. Busquets: Nosotros lo amamos.

G. Guerrero: La cuestión de la música tiene matices. Al final del siglo XIX, por ejemplo, Verlaine decía que en el verso la música debería de ir ante todo. Y alguien como Oscar Wilde dijo alguna vez que todas las artes debían tender a la condición de la música. La presencia de la música y la relación entre música y palabra puede entenderse de muy distintas maneras en la historia de la poesía. Además, la historia de la poesía está marcada con la presencia de la música. Yo creo que en el caso de Bod Dylan hay dos problemas distintos que giran alrededor de ese decisión de la Academia. El primero es el carácter tardío de esa decisión. Si ese premio se lo hubieran dado a finales de los setenta o en los años ochenta, en pleno debate sobre la alta y la baja cultura, donde en ese momento las fronteras existían sobre esos dos géneros, y en el que reivindicar la cultura de masas era hacer un acto de progreso dentro del campo de la historia, en ese momento si se lo hubieran dado a Dylan hubiéramos sentido que había la afirmación de un final, de la manera de concebir los vínculos entre baja y alta cultura.

M. Busquets: La mayoría de sus grandes canciones ya estaban escritas en aquellos años. A mí me gusta mucho Bob Dylan.

G. Guerrero: Ese hubiera sido un momento cenital para la Academia Sueca. Marcar que las fronteras entre baja y alta cultura, cultura popular y cultura de élite estaban desapareciendo hubiera sido muy interesante. Hacerlo hoy, cuando esas fronteras están porosamente deshechas...

"Los de la Academia quisieron darse a conocer como jóvenes y modernos. Dylan no va a recoger el premio. Y es una lección", afirma Nélida Piñón

N. Piñón: Y sobre todo en un momento muy crítico para la literatura y que hay una cierta desclasificación de la palabra, de banalización del verbo. Me parece que es un oportunismo inadecuado. Hoy la literatura necesita un espacio público de conocimiento, porque hay una tendencia a poner las palabras debajo del tapete junto con los conceptos y el pensamiento. Esto es un deservicio. Es una sistemática devaluación del libro que siempre se dice que está muriendo.

¡Estamos todos muertos! No es el momento. Todo es la música. Además, el imperio de la música es monotemático. Los géneros de la música desaparecieron de una forma tiránica. Yo, por ejemplo, en mi generación, amábamos el tango, el cancionero francés, el fado. ¡Hoy todo es pop, rock! Es un momento en el que tendríamos que abrir fronteras y no restringirlas. Es un momento muy tiránico de un único gusto; todo es pautado por un solo gusto.

M. Busquets: Tienes razón.

G. Guerrero: El primer problema al que me referí con el premio a Dylan es el carácter anacrónico de esa decisión. Y el segundo problema es que justo ese anacronismo hace caer a esa decisión en un momento en que la literatura está contra las cuerdas recibiendo golpes de todos lados y tenemos una explosión de lo audiovisual. La Academia quiso jugar la carta de juvenilismo y del populismo.

N. Piñón: Y quisieron darse a conocer como jóvenes y modernos. Dylan no va a recoger el premio. Y es una lección.

M. Busquets: A mí no me parece mal que no vaya a recogerlo. Por ejemplo, Woody Allen no va a buscar el Oscar nunca.

N. Piñón: Sí, pero el Nobel es el mayor premio literario del mundo.

M. Busqutets: El Oscar lo es para el cine.

N. Piñón: Pero son 30 Oscar en una sola noche. El Nobel es la coronación del emperador que hay que conocer y reconocer.

G. Guerrero: Hay que verlo todo conjuntamente. Hay que ver el premio, la no reacción de Dylan, al principio, el hecho que no vaya a recogerlo.

N. Piñón: Sí. La Academia estará traumatizada.

M. Busquets: Yo entiendo lo que Dylan estará diciendo, que él ya es Dios. Que no necesita un premio así.

G. Guerrero: Hay una frase de un crítico alemán que me produce un poco eso que tú estás diciendo: "Bob Dylan no necesitaba el premio Nobel, pero la literatura sí necesitaba el premio Nobel".

PREGUNTA: ¿Los guiones de cine y televisión son literatura?

N. Piñón: No. Bueno, trabaja con la palabra en otro nivel, pero el director cancela la integridad del guion, cambia todo. Corta, mutila. Pone la primera fase en la primera página conectando con la tercera. No hay control. La soberanía del arte tiene que ser reconocida...

Bob Dylan gana el Nobel, hace historia y los poetas le cantan

Consulta Aquí los temas de la PORTADA de este...
Leer artículo

Eduardo Mendoza, el escritor catalán que renovó la novela en España

(0) Comentarios | Publicado 30 noviembre 2016 | 17:38

2016-11-30-1480522348-6540071-636161127894385338.jpg
Foto: EFE

Pincha aquí y mira los temas de la PORTADA de este Blog-Magazín

El escritor catalán en lengua española Eduardo Mendoza ha ganado el Premio Cervantes de las Letras, el más importante en lengua española. Mendoza es el responsable del idilio de...

Leer artículo

Las mejores novelas latinoamericanas del siglo XXI según libreros de América Latina y España

(1) Comentarios | Publicado 26 noviembre 2016 | 16:14

2016-11-25-1480079161-3457662-iStock536772285.jpg
Foto: ISTOCK

AQUÍ y mira los temas de la PORTADA de este Blog-Magazín

América Latina es el invitado de honor con el que la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, México, celebra sus 30 ediciones. Así es que me uno a...

Leer artículo

Juan Eduardo Zúñiga gana el Nacional de las Letras Españolas, estas son las claves de su obra

(0) Comentarios | Publicado 24 noviembre 2016 | 16:48

2016-11-24-1480001442-7888523-Capturadepantalla20161124alas16.29.16.jpg
Foto: EFE

AQUÍ y mira los temas de la PORTADA de este Blog-Magazín

Zúñiga es un gran escritor que escribe a mano. Su estilo diáfano y despojado de rebuscamientos expresan la belleza de los sentimientos en toda su gama de un ser humano...

Leer artículo

Cristina Fernández Cubas gana el Premio Nacional de Narrativa por 'La habitación de Nona'

(1) Comentarios | Publicado 16 noviembre 2016 | 18:17

2016-11-16-1479314547-2294143-636148975209446454.jpg
Foto: EFE

Si pinchas AQUÍ puedes ver los temas de la PORTADA DEL BLOG

Cuando el misterio y el enigma están más dentro de cada uno de nosotros que fuera...

Cuando los sentimientos oscilantes vividos dentro de la familia pueden ser una carga...

...
Leer artículo

Las librerías salen del túnel y celebran su gran día

(0) Comentarios | Publicado 11 noviembre 2016 | 16:17

2016-11-10-1478814274-307907-DiaLibreras.jpeg

El Día de las Librerías nació en mitad de la tormenta de la caída de venta de libros en España. Seis años después el sector celebra, este 11 de noviembre, su fiesta anual con una alegría: se han abierto 245 de estos...

Leer artículo