Huffpost Spain
BLOG

Los artículos más recientes y el análisis de la actualidad a través de las firmas de El HuffPost

Xabier Prada Headshot

Tres cambios positivos que internet ha introducido en nuestras vidas

Publicado: Actualizado:
Imprimir

2016-11-09-1478713884-4751422-ONLINESHOPING_original.jpg
Foto: Getty Images.

Internet... ¡Cuántas alegrías nos ha dado este instrumento de comunicación! A pesar de que está de moda hablar sobre las cuestiones de intimidad y privacidad que afectan a Google o a las redes sociales como Facebook, el malware o los ciberataques, lo cierto es que con la llegada de Internet hay más cambios positivos que negativos en nuestras vidas, y precisamente de los positivos hablamos a continuación.

Compras online

La tarea de comprar regalos, alimentación, tecnología y cualquier tipo de accesorio para la casa ahora es mucho más fácil. Solo tienes que entrar en tu tienda favorita, añadir los productos al carrito y realizar el pago. En apenas unos días, e incluso unas horas en casos como Amazon, tu pedido llega directamente a la puerta de tu casa.

Esta tendencia se ha visto favorecida por la utilización de dispositivos móviles como las tablets o los smartphones. ¿Quién no cuenta con wifi en su casa actualmente, o con una tarifa de datos extra para cuando está fuera de ella?

Hace unos años no era tan fácil. Los precios de los smartphones eran una verdadera locura y eran muy pocos los privilegiados que contaban con uno de estos teléfonos con acceso a internet. Sin embargo, tras la llegada de los baratos de gama baja, media, o incluso de los móviles chinos, todo el mundo tiene uno. Sitios como Smartphones-Baratos son líderes en información y venta de este tipo de tecnología, sobre todo en el caso de móviles libres baratos.

Esta tendencia de realizar compras online desde los móviles ha llevado a las tiendas online y páginas web a actualizar sus diseños y ajustarlos a los nuevos dispositivos para facilitar esas compras y mejorar sus conversiones. De hecho, el propio Google ha premiado con mejor posicionamiento web a las que así lo han hecho.

Las facilidades de pago también han tenido mucho que ver con este cambio. El hecho de no tener que realizar una transferencia bancaria y poder pagar con tarjeta o servicios como Paypal ha supuesto mayor rapidez y seguridad en los pagos, y eso al consumidor online le gusta mucho.

Si a todo esto sumamos la gran variedad de tiendas y productos que se encuentran en la red, y el hecho de que la alta competencia obligue a los vendedores a bajar precios y ofrecer promociones y descuentos, la cosa se ajusta todavía más. El consumidor quiere productos con la mejor relación calidad-precio y, si concibe que en internet encuentra más variedad de producto, más tallas y con mejores precios, es obvio que va a realizar su compra online y no se va a desplazar hasta las tiendas físicas.

Y eso es precisamente lo que ha sucedido. El consumidor se ha acomodado y prefiere realizar sus compras online, pero todavía queda mucho camino por recorrer hasta que los españoles se aproximen al consumo digital europeo o al americano. Veremos qué sucede en los próximos meses.

Entretenimiento por doquier

Muchos prefieren las videoconsolas, la televisión u otro tipo de entretenimiento, pero los amantes de internet lo tienen claro: solo necesitan un PC, una tablet o un smartphone para ser felices.

Y es que la Red está repleta de entretenimiento y de aplicaciones. Sin ir más lejos, cuando compras un smartphone, ya viene preinstalada la tienda de aplicaciones. En el caso de Android, hablamos de la Play Store o Google Play, y en el caso de iOs, de la App Store.

En estas tiendas preinstaladas puedes descargar juegos y aplicaciones variados que te facilitan el día a día y que te entretienen en los momentos de espera. En el caso de la Play Store, la gran mayoría son aplicaciones gratis, pero en el caso de la App Store, es más que probable que tengas que pagar.

Pero no son las únicas opciones de entretenimiento que encontramos gracias a nuestra tarifa de datos y el acceso a internet. Servicios como Youtube, iTunes o Spotify se han hecho con el amor de los fanáticos de la música. Otros, como Wordpress o Blogger, han captado a los adictos a la escritura y los han convertido en bloggers. Otros, como Netflix, se han hecho con el mercado de las series y películas online.

También están los amantes del debate y del acceso a información, que consultan los miles de foros temáticos que existen en internet. El otro terreno lo ocupan los jugadores de PC que, aunque no lo creas, siguen existiendo.

Las redes sociales también están presentes. Instagram, Facebook, Twitter, Pinterest, Google+, ¿en cuántas de ellas apareces y te relacionas con tus contactos? Ocupan gran parte de nuestro tiempo, y las consideramos ocio en el más amplio sentido de la palabra. De hecho, las necesitamos para mantenernos en contacto con amigos y familiares y, en el momento en que desapareces de ellas, incluso desapareces de la vida de esas personas. Es una evolución curiosa. No sabemos si positiva, pero las redes sociales forman parte de nuestro entretenimiento, y eso no se puede negar.

Lo mismo sucede con la mensajería. Aplicaciones como Whatsapp, Telegram o el Hangouts de Google ocupan gran parte del tiempo de nuestro día a día. Y así un largo etcétera.

Internet se ha convertido en el dios del entretenimiento para gente de todas las edades. Es más, incluso supone un problema para los padres que intentan que sus hijos no pierdan tanto tiempo enganchados a la red.

Búsquedas más rápidas y personalizadas

Imagina que quieres buscar talleres mecánicos en tu ciudad. Quizás recorrer las calles buscando mecánicos no sea lo más eficiente, pero entrar a un directorio online de talleres mecánicos, colocar una serie de filtros y, en menos de cinco minutos, encontrar el taller más cercano que se ajusta a lo que quieres, sí lo es.

Pues esa es la función que realizan los directorios de negocios. Actualmente, existen directorios de casi todas las temáticas, así que puedes buscar empresas de lo que necesites y con un buen número de filtros que facilitan la tarea. Algo hemos evolucionado, entonces, a la hora de realizar búsquedas online, ¿no?