ECONOMÍA
31/05/2012 10:47 CEST | Actualizado 30/07/2012 11:12 CEST

Mario Draghi, presidente del BCE: El Gobierno actuó "de la peor manera posible" con Bankia

Reuters

Este miércoles, el Banco de España publicó un comunicado en el que desmentía que el Banco Central Europeo hubiese criticado la intervención del Gobierno en Bankia. Según el regulador español, el BCE no fue "consultado" ni había "expresado postura" sobre la inyección de cerca de 25.000 millones en Bankia. Se limitaba a "brindar asesoramiento".

La opinión del principal sostén de las economías en problemas, revelada hace unos días por el diario Financial Times, ha quedado clara.

En la comisión de Economía de la Eurocámara, Mario Draghi ha comparado a la actuación del Gobierno español con el belga, que ha rescatado dos veces (ambas tarde) a su principal banco, Dexia. Esto es lo que dijo Draghi este jueves:

  • [La gestión de Bania] "es la peor manera posible de hacer las cosas porque al final todo el mundo acaba haciendo lo correcto, pero al coste más alto posible"
  • "Es mejor equivocarse por poner demasiado al principio que equivocarse por poner demasiado poco. Es mejor en la evaluación de las necesidades de capitalización de los bancos equivocarse en la banda alta y excederse en transparencia que quedarse corto y descubrirlo dolorosamente"
  • "Se necesita una mayor centralización de la supervisión bancaria [...] para los grandes grupos sistémicos, y sistémico no significa necesariamente transfronterizo, como podemos ver con Bankia: no es transfronterizo pero es sistémico".

Tras las declaraciones de Draghi vino la polémica entre partidos. El Partido Popular defendió en Twitter sus orientaciones en cuanto a la reforma financiera y culpó al PSOE de la acumulación de problemas en algunas entidades fusionadas:

El miércoles, el PSOE pidió una investigación en el Congreso sobre la gestión de Bankia. Tras un debate interno que acabó por filtrarse a la prensa, el jefe de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, cedió ante las peticiones de la que había sido su rival por la dirección del partido, Carme Chacón. La petición también fue hecha por IU, ERC, BNG e ICV. El PP, por su parte, acusó a Rubalcaba de ser presa de las "posiciones radicales" dentro de su partido, en palabras de Alfonso Alonso, portavoz parlamentario.

En septiembre, otro banquero central definió el Estado de una entidad bancaria como "lo peor de lo peor". Fue Miguel Ángel Fernández Ordóñez, todavía gobernador del Banco de España. Se refería no a la gestión del Gobierno, sino de la propia entidad. En este caso, la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM).

HEINEKEN PARA EL HUFFPOST