INTERNACIONAL
01/06/2012 17:25 CEST | Actualizado 01/08/2012 11:12 CEST

Matanza de Hula: La ONU ve indicios de crímenes contra la humanidad

EFE

La Alta Comisionada adjunta de la ONU para los Derechos Humanos, Kyung-wha Kang, ha manifestado que hay indicios de crímenes contra la humanidad en la matanza cometida en la localidad siria de Hula el pasado 25 de mayo, donde murieron más de un centenar de civiles, muchos de ellos niños.

Kang abrió la sesión especial del Consejo de Derechos Humanos convocada para tratar de manera específica la masacre y abrir una investigación sobre lo ocurrido en Hula, donde según Naciones Unidas hay serias sospechas de que familias enteras fueron ejecutadas de manera sumaria, incluidos mujeres y niños.

La Alta Comisionada adjunta habló de "informaciones que sugieren que la Shabiha (grupos paramilitares progubernamentales) entró en las poblaciones y que podría ser responsable de docenas de asesinatos".

"Esos actos podrían representar crímenes contra la humanidad y otros crímenes internacionales, y podrían ser indicativos de un patrón de ataques generalizados y sistemáticos contra las poblaciones civiles perpetrados con impunidad", agregó.

MOVILIZACIÓN DIPLOMÁTICA

La acusación de la ONU ha estado acompañada por la condena de varios países europeos como Francia, el Reino Unido, Alemania, Italia, España, Holanda, Bélgica y Bulgaria que han pedido la salida de sus embajadores o los encargados de negocios sirios de sus territorios.

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo consideró la expulsión del embajador sirio "un grito de protesta contra las salvajadas que se están produciendo en Siria".

Este movimiento diplomático fue coordinado con EEUU (que ya había cerrado su embajada), Canadá y Australia para condenar al "León" sirio por esa masacre de 108 personas, 49 de ellas niños.

CHINA Y RUSIA, CONTRA LA INTERVENCIÓN

Mientras, Rusia y China se muestran reacios a una intervención de la ONU en el país. La Cancillería rusa aseguró esta semana que vetará en el Consejo de Seguridad cualquier iniciativa sobre una injerencia militar extranjera.

"Rusia no está de acuerdo en que se utilice el Consejo para imponer intereses externos. Es por ello que también se opone a la misión de investigación (sobre lo que pasó en Houla). No nos parece útil duplicar el mandato", afirmó el embajador ruso ante Naciones Unidas en Ginebra, Alexéi Borodavkin.

Rusia es el mejor aliado de Siria y ha boicoteado hasta la fecha todo intento de la comunidad internacional de presionar para que el régimen cese la represión contra su propio pueblo.

HUÍDA DE MILES DE CIVILES

La matanza de Hula provocó la huida de miles de civiles a los pueblos vecinos, unos desplazados que necesitan ayuda urgente, según ha alertado el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

Hula es una área en la provincia de Homs compuesta por varios pueblos. En uno de ellos, Taldaw, es donde tuvo lugar la matanza.

Esa masacre provocó la huida masiva de los habitantes del lugar, que se refugiaron en su gran mayoría en los pueblos vecinos.

Según han podido confirmar 'in situ' equipos de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, estos refugiados necesitan agua, comida, medicinas y enseres básicos para sobrevivir.

ESPACIO ECO