NOTICIAS
10/06/2012 15:55 CEST | Actualizado 10/06/2012 15:56 CEST

España-Italia: Un paréntesis de 90 minutos

EFE

El estreno de 'La Roja' en la Eurocopa contra Italia (hoy, 18:00 horas) ha pasado de ser un evento deportivo a un paréntesis para la sociedad, un bálsamo de 90 minutos a la situación económica que vive España desde que ayer sábado el Ejecutivo pidiera un rescate para la banca de 100.000 millones de euros. Ese "bienvenido opio" al que se refería Javier Marías el pasado 6 de junio en El País: "un oasis, una tregua, un paliativo, una evasión de la realidad, un mundo falso y paralelo".

Un país dirigido por un tecnócrata impuesto por Europa frente a un país rescatado. Y, sin embargo, sólo es fútbol. Ya lo dijo Del Bosque ante la petición de Rajoy, que acudirá al debut de 'La Roja', de recibir una "alegría" de la selección: "ganar la Eurocopa no es la solución para España".

En este escenario se presentan Casillas, Xavi, Iniesta y compañía en su estreno europeo ante un rival fuerte, históricamente correoso. La Italia de Prandelli, encargado de guiar a un conjunto tocado por el escándalo de las apuestas ilegales. Pero el seleccionador de la 'azzurra' está empeñado en "derrotar" el pesimismo instalado alrededor de Italia. "Nos enfrentamo a rivales con un juego establecido, pero yo quiero que mi equipo ataque con 4 o 5 jugadores", amenaza. Para ello dependerán muy mucho del estado de forma de su mejor jugador en la media: Pirlo.

En cuanto a España, llega con la duda en el ataque: ¿Torres, Negredo o Llorente? El 9 del Chelsea es el que más opciones tiene. Precisamente ayer, Del Bosque probó a Torres en el último entrenamiento, como recoge el diario AS. Lo demás está más o menos claro: Xavi, Xabi y Busquets conformarán el centro del campo con Iniesta y Silva de apoyo en los costados. Casillas volverá a ver a los italianos tras frustrar su pase a semifinales en 2008. Un partido que el capitán de la selección no olvida: "Sin esos penaltis no seríamos campeones del Mundo". Aquel partido hizo olvidar el maleficio de los cuartos de final y la mala racha ante los italianos, con el mal recuerdo del Mundial de EEUU en 1994. Hoy, otra cita para la historia.

NUEVOS TIEMPOS