NOTICIAS
11/06/2012 12:32 CEST | Actualizado 11/06/2012 12:48 CEST

Un pez llamado conejo amenaza la cuenca mediterránea

NOAA.gov

La especie invasora más nociva del Mediterráneo oriental, el pez conejo, puede llegar al litoral español y causar daños al ecosistema. Hasta la fecha, únicamente se han detectado ejemplares aislados en la cercana zona de Marsella, pero la investigadora Emma Cebrián, del Centro de Estudios Avanzados de Blanes (CEAB-CSIC), advierte que "no hay que relajarse".

La gestión en la lucha contra las especies invasoras "es muy costosa" y, "en ocasiones" no se aplica aún pudiéndose hacer, sobre todo "cuando se habla de medio marino". "A nivel terrestre sí se intenta gestionar algo en España, en el marino no hay nada", subraya tras participar en unas jornadas organizadas por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) sobre los cambios climáticos bruscos.

Actualmente, las algas invasoras suponen la principal amenaza para el Mediterráneo occidental, mientras que en la zona oriental son los peces conejo, que se caracterizan por su gran voracidad. Y, de momento, se concentran en las aguas calientes de Turquía y Grecia.

El pez conejo posee la capacidad de acabar con la cubierta vegetal. Por lo tanto, su desaparición implicaría que los animales no tendrían algas con las que alimentarse, ni lugares donde desovar o espacios en los que los juveniles pudieran esconderse.