INTERNACIONAL
13/06/2012 19:29 CEST | Actualizado 13/06/2012 21:46 CEST

Refugiados en Europa: "No podíamos quedarnos en Madrid, era demasiado peligroso"

Una patera es interceptada por la policía que descubre que está llena de inmigrantes europeos tratando de llegar a África, mientras un niño narra la huída de su familia de Madrid. Esta es una de las escenas del vídeo de la campaña “Cuando no existes”, de Amnistía Internacional, que reclama a los Gobiernos y las instituciones europeas que no protejan los derechos humanos en sus controles migratorios.

La ONG ha acusado a la Unión Europea de priorizar el reforzamiento de las fronteras en detrimento de las vidas de los inmigrantes y solicitantes de asilo y ha denunciado que algunos acuerdos bilaterales sobre control migratorio, como el suscrito entre Italia y Libia, dan lugar a "graves violaciones de derechos humanos".

“Para la Unión Europea, reforzar las fronteras de Europa es prioritario a salvar vidas. En sus intentos de frenar la inmigración ilegal, los países europeos han reforzado sus medidas de control de fronteras más allá de éstas, sin tener en cuenta el coste humano. Lejos de la mirada del público, estas medidas ponen a las personas en peligro de sufrir graves abusos”, ha señalado Nicolas Beger, director de la Oficina de Amnistía Internacional ante las Instituciones Europeas.

Según Amnistía, en 2011 al menos 1.500 personas murieron ahogadas en el mar Mediterráneo cuando intentaban llegar a Europa. "Algunas de esas muertes eran evitables", ha señalado AI, que advirtió de que "la demora en los rescates cuesta vidas".

“Europa no está promoviendo y respetando los derechos de migrantes, refugiados y solicitantes de asilo. La hostilidad es generalizada y no suele informarse del maltrato. Mientras las personas en movimiento sean invisibles, no dejarán de estar expuestas a sufrir abusos”, ha señalado la organización.

También ha denunciado que en el caso de Italia y Libia, en varias ocasiones, Italia ha obligado a personas a regresar a Libia, donde fueron detenidas y sufrieron malos tratos.

En el caso de España, la ONG ha publicado en su web algunas imágenes de policías que han pedido documentos de identidad a inmigrantes en algunos barrios de Madrid. España tiene acuerdos de cooperación sobre migración con Cabo Verde, Gambia, Guinea, Guinea-Bissau, Malí y Mauritania.

Estos acuerdos se inscriben en el proceso de lo que han llamado la externalización del control migratorio y fronterizo por parte de los países europeos a través de acuerdos bilaterales entre países individuales de Europa y África. Según Amnistía, los acuerdos obligan a los Estados a respetar y proteger los derechos de las personas bajo su jurisdicción.

Según el informe, el deseo de algunos países europeos de prevenir la migración irregular "está obstaculizando que las operaciones de salvamento marítimo se lleven a cabo de forma segura y en el debido momento".