INTERNACIONAL
16/06/2012 11:10 CEST | Actualizado 16/06/2012 11:27 CEST

Fin del 'apagón nuclear': Japón reactiva dos reactores para frenar la subida de precios de la energía

Reuters

El Gobierno de Japón ha decidido reactivar dos reactores nucleares por primera vez desde el accidente en la central de Fukushima en marzo de 2011, causado por el devastador tsunami que dejó 19.000 muertos y 80.000 desplazados. El resultado fue una crisis nuclear sin precedentes desde la de Chernobil (Ucrania), en 1984, que llevó a las autoridades niponas a decidir una detención gradual de todas las centrales atómicas del país para someterlas a revisión.

Japón, tercera economía mundial, ha tenido desde entonces que aumentar el ritmo de sus centrales térmicas e incrementar sus importaciones de hidrocarburos, lo que ha pasado una costosa factura a su balanza comercial. El argumento del primer ministro nipón, Yoshihiko Noda, es que es necesario garantizar un suministro estable y evitar la subida excesiva de los precios de la energía para el desarrollo económico y social del país.

Este sábado, dos de los cuatro reactores nucleares de la central de Ohi, localizada en la prefectura de Fukui (centro), han recibido la orden de iniciar los preparativos para su reactivación, concluyendo así el primer apagón nuclear en 42 años. Japón ha estado algo más de un mes sin energía nuclear.

Según la Comisión de Seguridad Nuclear de Japón, los reactores de esta central están preparados para afrontar fuertes terremotos y un tsunami de hasta 11,4 metros de altura. Están situados en la región de Kansai, la segunda zona más poblada de Japón, con más de 20 millones de habitantes.

El Gobierno solicitó a los ciudadanos de esta zona recientemente un ahorro del 15% en el consumo energético ante el temor de cortes en el suministro durante el caluroso verano. La generación de energía eléctrica desde esta central tardará más de un mes en ser una realidad.

Aún permanecen clausurados los restantes 50 reactores nucleares que hay en Japón sometidos a periodos de evaluación para clarificar las condiciones de seguridad, según ha recogido la cadena nipona NHK.

La reactivación de estos dos reactores supone un espaldarazo a la energía nuclear, ya que el creciente escepticismo en la población se vio precedida por una negativa categórica de los gobernadores locales y regionales a reanudar las centrales. Varios sectores políticos nipones, incluso, llegaron a reclamar la suspensión definitiva de las plantas y la apuesta por las energías renovables como único sustento de la alimentación energética en Japón.

Unas 400 personas han realizado una protesta ante la sede del Gobierno para pedir el apagón definitivo de las centrales atómicas del país.

EL HUFFPOST PARA AQUARIUS