POLÍTICA
18/06/2012 13:06 CEST | Actualizado 18/06/2012 14:23 CEST

Bicentenario del Supremo: Caras largas y discursos institucionales sin mención al futuro de Dívar (FOTOS)

Carlos Dívar no se ha salido del guión. En la celebración del bicentenario del Tribunal Supremo no ha hecho mención alguna a su situación al frente de esta institución y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Todo ello pese a la expectación que ha generado este acto tras la polémica de sus viajes a Marbella. 32 viajes por los que facturó a las arcas públicas 28.000 euros

La celebración, breve, ha estado presidida por el príncipe Felipe, ya que el rey ha viajado a Arabia Saudí para expresar las condolencias a la Familia Real por el fallecimiento del príncipe heredero.

Entre los asistentes, caras largas mientras Dívar leía su discurso. Además del príncipe, han estado presentes la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría; el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.

Dívar ha advertido en su discurso, que podría ser el último como presidente del CGPJ, que "un Estado que socave la posición institucional del poder judicial dificulta o hace inexistente el Estado de Derecho".

El príncipe de Asturias tampoco ha hecho alusión alguna a la crisis abierta en el máximo órgano judicial y ha expresado su deseo de que el acto de reflexión que ofrece su bicentenario contribuya a "seguir perfeccionando" lo mejor del legado de las Cortes de Cádiz.

El acto ha tenido lugar tres días antes de la celebración del pleno extraordinario del CGPJ en el que Dívar anunció el pasado sábado que adoptará una postura "rotunda y contundente" respecto a las peticiones de dimisión de varios vocales del órgano de gobierno de los jueces.

Dívar todavía no ha reconocido que vaya a dimitir. De hecho, en una entrevista concedida a el diario El Mundo, ha afirmado que tiene "una semana para pensarlo".

PROTESTA CONTRA LOS RECORTES Y PETICION DE DIMISION

La lectura del discurso de Dívar coincidió con una protesta de funcionarios frente al Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) con motivo de los recortes. La protesta no dejaba escuchar bien su voz desde la biblioteca del Tribunal Supremo, donde la prensa ha seguido el acto.

Los concentrados portaban pancartas en las que se podían leer lemas como "La Justicia está de luto por los recortes, corrupto" o "la banca siempre gana".

Además de protestar por las medidas del Gobierno, los manifestantes utilizaron pitos y corearon frases pidiendo la dimisión del presidente del Consejo General del Poder Judicial.

EL HUFFPOST PARA AQUARIUS