POLÍTICA
20/06/2012 18:24 CEST | Actualizado 20/06/2012 18:35 CEST

El PP: un año y medio vinculando a Sortu con ETA

La campaña del PP contra Sortu, el partido ahora legalizado por el Tribunal Constitucional por un voto de diferencia, ha sido demoledora desde que la formación se creó en febrero de 2011. Sin un resquicio a la duda, el partido de Mariano Rajoy ha arremetido por tierra, mar y aire contra la formación abertzale. La crítica, sin embargo, siempre ha sido una vuelta constante y recurrente a una sola tesis: Sortu es ETA.

El entonces líder de la oposición, Mariano Rajoy, consideró que la posibilidad de que Sortu se presentase a las elecciones municipales y autonómicas de 2011 "sería un paso atrás y tirar por la borda el trabajo de mucha gente durante muchos años que se pudiera presentar".

El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, defendió que las varias marchas que se han convocado para reclamar la legalización del partido provenía de los "inmovilistas". "La culpa de que no sean legales la tiene ETA, su matriz, ellos mismos por defender ese proyecto totalitario", dijo.

Tras la ilegalización por parte del Tribunal Supremo, el 23 de marzo de 2011, la ‘número dos’ del PP, Maria Dolores de Cospedal, advirtió de que “ETA sigue siendo ETA, aunque ahora se vista de EA o de lo que sea”.

De hecho, el auto de la Sala del 61 del Tribunal Supremo que impidió a Sortu concurrir a elecciones municipales y al Parlamento navarro aducía que fue "creada por Batasuna para que, como partido político, le suceda en la actividad que ha venido desempeñando durante muchos años de ser el brazo político de ETA en las instituciones".

"Hay que ilegalizar a la formación de la izquierda abertzale: es heredera de Batasuna", sostuvo Rosa Díez, líder de UPyD, el partido que con más insistencia ha vinculado a la formación abertzale con ETA.